Ir a contenido
Disfunción eréctil

10 razones que afectan a las erecciones

Hablar de no poder mantener una erección firme y duradera antes o durante la relación sexual, es como hablar de perder todo el placer y goce de dicha práctica; siendo muchos los hombres que experimentan este temor de fallar, causándoles, incluso, daños y traumas emocionales y psicológicos. 

Son numerosas las causas que provocan la pérdida de la erección y para tener claridad de esas razones, es de vital importancia que una vez se identifiquen los síntomas, se busque la ayuda pertinente para poder emplear el debido tratamiento y solución del mismo. 

Las 10 razones por las que un hombre pierde la erección

1. Alcoholismo

Suele pasar que los 5 sentidos al estar en estado de alicoramiento, no operen al máximo y en completa normalidad o lucidez. El alcohol afecta en la respuesta psíquica y física para la excitación sexual, dificultando las relaciones y, en el caso de los hombres, la capacidad de tener una erección.

2. Dependencia a la nicotina

Según estudios de seguimientos, los hombres entre 40 y 50 años presentan problemas de erección debido a que son fumadores. La capacidad compuesta en la nicotina que contrae los vasos sanguíneos (vasoconstrictora), afecta el funcionamiento del sistema nervioso y la circulación de la sangre se reduce considerablemente, es decir, que al pene no llega el suficiente bombeo de la sangre reduciendo así todo estímulo sexual. 

3. Adicción a la cocaína

Presenta cambios bruscos en el humor, la concentración, la atención y la capacidad de autocontrol. Provocando conductas generalmente agresivas que conllevan a no alcanzar una erección. 

4. Afecciones del corazón y la utilización de medicamentos:

La duda es mayor cuando en algún momento se ha padecido de alguna anomalía cardiovascular, pues, existe el temor latente de si se puede o no realizar esfuerzos físicos al momento de tener sexo. Es una limitación física que en su momento dado puede ser valorada por un especialista que determine la capacidad de esfuerzo que se puede hacer en el acto sexual. 

5. Diabetes:

Debido a la deficiencia de los niveles adecuados de azúcar en la sangre, es un problema frecuente para mantener el pene erecto, ya que al dañarse los nervios y el tejido que permite que el pene se endurezca, las fibras musculares no se relajan adecuadamente, la sangre no fluye como es debido y, por tanto, no se puede lograr ni mantener la erección.  

6. Presión arterial alta:

Este es otro factor que también interfiere en la eyaculación y reducción del deseo sexual. El endurecimiento de las arterias y la estrechez (ateroesclerosis) limitan el flujo de sangre en el cuerpo. Además, los fármacos recetados para mantener controlada la presión pueden causar impotencia y afectar la capacidad de excitación.  

7. Altos niveles de colesterol en la sangre:

Siendo el colesterol una sustancia importante y necesaria en el cuerpo para fabricar las hormonas que componen el organismo, el aumento y acumulación (arterioesclerosis) de este en las arterias, puede derivar bloqueos y coágulos de sangre que son un factor de riesgo para padecer ataques en el corazón. Según datos recopilados en el Boston Medical Group entre 16 mil hombres atendidos con disfunción eréctil tienen colesterol alto; siendo este un problema (en muchos casos de sobrepeso) que afecta el desempeño en la cama. 

8. Lesiones en la columna vertebral:

Lo cual significa que se pierde la sensibilidad y movilidad voluntaria. El sexo que requiere movimientos y posturas se hace complicado e incluso riesgoso hacerlo cuando se padece de este problema. 

9. Ingesta de algunos medicamentos (como los antidepresivos y pastillas para dormir):

Se puede considerar como una de las mayores causas que altera la función sexual del hombre. El sexo no sólo se limita a la actividad de penetración, también hay acercamientos y sensaciones de calor humano, por lo que el estado de ánimo se transmite y se contagia. 

10. Niveles bajos de testosterona:

Conocida también como hipogonadismo. Influye en el impulso sexual y se puede detectar a través de síntomas como la pérdida del cabello y la debilidad muscular y ósea. Sus causas están asociadas a problemas de infertilidad, a la utilización frecuente de analgésicos, la exposición de radiación por cáncer o por lesiones y traumatismos testiculares. 

Se considera que estos síntomas físicos de la pérdida de erección son más frecuente en los hombres de avanzada edad, contrario a los jóvenes que presentan alta sintomatología emocional. Según estudios de especialistas, en los hombres entre 18 y 35 años la pérdida de la erección se da en un 80% por ansiedad excesiva y sólo un 20% por causas orgánicas. 

Otros factores que afectan a los hombres son por causas emocionales: 

1. Frustración:

Al no responder a las expectativas sexuales de la pareja u otros aspectos personales. 

2. Baja autoestima:

Debido a las fallas y decepciones de que no se les ‘pare’ en el momento del acto sexual, los bajos ánimos y la falta de emoción en el fogueo sin duda se hacen presente. 

3. Falta de comunicación:

La confianza en la pareja es la clave para conversar en caso de que se manifieste el problema de la pérdida de erección, porque sin duda puede conducir a malos entendidos y poca empatía mutua. Debido a que este es uno de los mayores miedos, muchos se abstienen de conversarlo con su pareja o de considerar tratarse el problema con un especialista, de manera que el proceso sea apoyado y menos frustrante.

4. Ansiedad o depresión:

En el momento de sentirse obligados a dar resultados para quedar muy bien en la relación sexual y parecer como el mejor amante, puede aparecer el cuadro de ansiedad, incluso, si no se tienen problemas de disfunción eréctil. Todo por querer mostrar ser los mejores. 

5. Inseguridad o estrés:

El desconocimiento a aventurarse a nuevas experiencias o a prácticas sexuales habituales, genera la incertidumbre de cómo se llevará a cabo el sexo. Si ya se padecen síntomas de pérdida de erección, entonces la baja autoestima se hará notar. 

6. Impotencia:

Esa sensación de querer ser los más aclamados en el sexo y no lograr esa respuesta sexual satisfactoria. 

7. Alimentación poco saludable (como el consumo de carnes rojas):

“Somos lo que comemos”. Los alimentos ricos en vitaminas, minerales y más nutrientes esenciales que ayudan a la salud adecuada del cuerpo como los frutos secos, el arroz integral, frutos del mar, vegetales de hojas verdes, semillas y más. Por el contrario, alimentos como las grasas saturadas de las carnes rojas, los endulzantes artificiales, las bebidas gaseosas, el consumo excesivo de carbohidratos como la papa, entre otros, son una amenaza para una vida sexual placentera porque causan impotencia, falta de erección y eyaculación precoz. 

Alimentos para mejorar la erección

Es importante que los hombres estén más atentos a sus hábitos y que sean conscientes que esa molestia de la pérdida de erección es tratable en cualquier edad que se presente. 

Recordar que ciertamente ¡No todo está perdido y que para cada problema existe una solución!  

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos