Ir a contenido
Masturbación femenina

6 diferencias de masturbar a una chica con la mano y con un juguete sexual

Usualmente, nos preguntamos qué tan necesarios son los juguetes sexuales o qué tan bien se pueden llegar a sentir al masturbar a una mujer, sin embargo, muy poco escuchamos sobre las diferencias que podemos llegar a sentir si usamos nuestras manos o si utilizamos un juguete sexual. Lo que sí es bien sabido, es que los juguetes sexuales se están haciendo más famosos con el paso del tiempo y cada vez son más las personas que hablan sobre ellos en la vida cotidiana.

Esto porque se ha venido dejando a un lado el tabú de la masturbación femenina y se ha empezado a normalizar un poco, haciendo que sea más común escuchar sobre algunos de los productos que más efecto tienen en el placer femenino. 

masturbación femenina

Ya sea a solas o en pareja, la masturbación es uno de los aspectos que las mujeres más disfrutan, de ahí viene que tantas mujeres tengan un fetiche inimaginable con las manos masculinas o que muchas parejas están implementando un nuevo juguete sexual en sus relaciones. En este aspecto, es muy importante saber que un juguete sexual nunca va a ser igual a la sensación que da un pene real, aunque traten de hacerlos semejantes en aspectos como textura, realismo o tamaños.

Por eso, es bueno que las parejas implementen un juguete sexual a las relaciones, esto no va a significar que el pene se vaya a quedar atrás, porque simplemente las sensaciones que provocan son distintas. 

Algunos conceptos a aclarar de la masturbación femenina

En primer lugar, quiero aclarar que tanto la masturbación a la antigua (con las manos) o con juguetes sexuales, tienen sus pros y sus contras, ya que, como les venía comentando, son completamente diferentes. Claramente, hay personas a las que les gustará más que las estimulen con la mano y habrá otras que prefieren los juguetes, por lo que en este blog no se hablará de que es mejor, sino de las diferencias que existen, con lo que cada persona considerará que es lo que le beneficia más en lo que quiere lograr.

masturbación femenina

Usamos la expresión ''a la antigua'' para referirnos a la masturbación con la mano, ya que así era como se realizaba varios siglos antes de cristo en muchas partes del mundo, hasta que las doctrinas de la iglesia católica cambiaron la visión de esta práctica. Con esto a lo que quiero llegar es que la masturbación es completamente sana en cualquiera de sus modalidades, por lo que no nos debemos avergonzar de ese hecho, ya que está comprobado que la mayoría de las mujeres se masturban, pero muy pocas lo admiten. 

¿En qué se diferencia la masturbación con la mano o con juguetes sexuales?

  • ¿Cuál de las dos técnicas es más limpia y segura?

Al hablar de la masturbación, hablamos de una de las prácticas sexuales más seguras que pueden existir, ya que ni con nuestras manos, ni con un juguete sexual podemos transmitir algún tipo de enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, muchas veces no tenemos en cuenta la higiene al masturbar a una mujer. 

En cuanto a la masturbación con las manos se podría decir que es la que más probabilidades tiene de pasar bacterias a la vagina, ya que muchas personas no se lavan las manos antes de realizarlo y mucho menos utilizan algún tipo de preservativo. Además, las uñas es uno de los lugares del cuerpo humano en donde más se albergan gérmenes y bacterias. 

Por otro lado, los juguetes sexuales los mantenemos limpios y guardados en alguna funda o protector, por lo que al no estar al aire libre y exposición constante, se podría decir que son más seguros, sin embargo en éste factor se tiene en cuenta la higiene de cada persona y los hábitos de limpieza que tome. 

  • ¿Con cuál de los dos métodos las mujeres llegan más fácil?

Algunas mujeres prefieren la masturbación con la mano y otras con juguetes sexuales, sin embargo, en muchas ocasiones es más fácil llegar a tener un orgasmo con un juguete sexual, ya que da un estímulo constante, por ejemplo, con los vibradores de niveles, pueden controlar a su antojo, es decir modular la intensidad. 

Igual que le pasa a muchos hombres, para tener un orgasmo, las mujeres necesitan que en el momento indicado no dejen de sentir el estímulo, con las manos de la mujer o con las de la pareja, es muy probable que se cansen y bajen la intensidad del movimiento que están realizando, cosa que no sucede con un juguete sexual. Es más, podemos subir la intensidad cada vez que queramos hacerlo. 

 

Vibradores para mujeres

  • ¿Cuál de los dos métodos es más versátil?

Este punto, sí o sí, lo gana la masturbación a la antigua. Esto porque nuestra pareja tiene infinidad de movimientos por realizar, empezando desde círculos, adentro y afuera, patrones de movimiento hasta la intensidad o la rapidez con la que quieran realizarlo. Y se puede modificar estos estímulos de acuerdo a sus gustos, lo cual no sucede con un juguete sexual, ya que todo el tiempo te estará brindando el mismo tipo de estímulo, con intensidades diferentes, pero los movimientos no serán tan variados como con la masturbación con los dedos. 

  • ¿Cuál estimula más fácilmente las zonas erógenas?

Para muchos hombres o una persona externa que haga la masturbación con las manos, resulta todo un reto encontrar las zonas erógenas como el punto G de la vagina, a veces suelen decir que se debe estimular en la zona que sea más rugosa o sobresaliente, este es un tip que no sirve con todas las mujeres. 

Por parte de los juguetes sexuales, muchos de ellos, específicamente vibradores, llevan consigo una curvatura o una sección más grande en la punta, la cual está diseñada para llegar al punto G fácilmente. Además, con la vibración es fácil que el estímulo se extienda a lo largo de las paredes vaginales, por lo cual ese estímulo no se sentiría únicamente en el punto exacto en el que tienes el juguete sino en las zonas cercanas, lo cual no pasaría con las manos, ya que únicamente sentirás en el punto exacto en el que coloques el dedo. 

 

Vibrador punto g

 

  • ¿Cuál da más placer mental?

Con respecto al placer mental, sabemos que es distinto al placer físico. Aunque se correlacionan llegando a producir orgasmos, los dos lo producen de manera distinta, teniendo en los orgasmos mentales más elementos como fetiches, fantasías eróticas o gustos personales que hacen a alguien disfrutar más de ciertos aspectos. 

En ese orden de ideas, la masturbación manual daría más placer mental, aunque cabe aclarar que esto no es así con todas las mujeres, sin embargo, uno de los fetiches más comunes entre las mujeres son las manos masculinas, por lo que el simple hecho de saber que un hombre, la está tocando, masturbando o acariciando, genera mucho placer a la mujer. 

  • ¿Alguno tiene un efecto secundario maligno?

De ninguna de las dos prácticas se conoce un efecto secundario negativo, salvo que cuando una mujer, ya sea por trabajo u otras situaciones, se masturba demasiado durante el día, la vagina puede perder cierto nivel de sensibilidad y aún más con juguetes sexuales muy agresivos para la vagina, aunque esto solamente ocurre con jornadas realmente largas de masturbación.

La pérdida de sensibilidad genital también puede llegar a sucederle a los hombres, en algunos casos donde se masturban excesivamente, pero sobre todo lo hacen muy fuerte o agresivamente. Sin embargo, practicar la masturbación con normalidad no tiene ningún tipo de problemática ni efecto secundario negativo. 

Ahora que sabes algunas de las principales diferencias de los dos tipos más comunes de masturbar a una mujer, puedes elegir cuál prefieres utilizar en cada situación. Pero, no olvides que probar y experimentar cosas nuevas es lo mejor que puedes hacer. Esto te ayudará a conocerte a ti o a conocer a tu pareja mejor y poder disfrutar de la sexualidad.

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos