Ir a contenido
Adicción al sexo

Adiccion al sexo, que es y como identificarlo

A quién no le gusta el coito, qué rico es tanto placer en un solo momento. El acto sexual saca un estado de ánimo bastante bueno de todos. Es normal que se disfrute el sexo en todas sus presentaciones, pero qué pasa cuando se convierte en obsesión. La adicción al sexo es ya algo más serio, Puede que las cifras sean algo bajitas, algo como de un 5%, pero, no es nula.

Puede que usted sufra de esta enfermedad y no se relacione de forma sana con el sexo. Si le interesa saber por qué las personas pueden tener una adicción al sexo, acompáñenos. 

¿Adicción al sexo, qué es? 

Esta adicción tiene como centro de giro el sexo. Como cualquier otra, cuando nos volvemos adictos a algo, nuestra vida tiende a depender de lo relacionado con ello. Esto provoca que la frecuencia en la que se realiza aumenta hasta llegar a aspectos negativos, algunos de ellos es la falta de sexo para que su día sea normal. 

No es algo fácil o simple, es comparable con la adicción a las drogas, los juegos de azar o la bebida. Lo que resume la adicción al sexo es que se busca puro placer. Este placer se busca para llenar un vacío que se crea, algo así como necesitar una sensación para ser feliz. Es triste escuchar esto, lo sabemos, pero siempre se puede prevenir con las medidas necesarias y dándose cuenta a tiempo. No está de más acudir a un psicólogo cuando se nota algo raro.

Adicción al sexo

Causas:

Hay algunos factores que pueden estar preparando el camino a desarrollar la adicción al sexo. Los rasgos en la personalidad de un adicto suele ser la impulsividad y el narcisismo. De las más importantes es la búsqueda de satisfacción a cada rato, están buscando un poco de felicidad. 

Les resumimos las otras causas porque suponemos que ya los llenamos mucho de tecnicismos. En cuanto a los factores que vienen de nacimiento, son mayores las actividades cerebrales, puede ser que el cerebro esté fallando en pequeñas cosas que embarcan una búsqueda de sensaciones. Por este lado, la adicción al sexo puede ser algo más mental.

Por otra parte, hay patrones en cuanto a la infancia debido a traumas o abusos. Sin embargo, también puede pasar a personas que no han tenido familias estructuradas o parejas estables sin que fracasen. 

Tenga las mejores sensaciones:

Síntomas de la adicción al sexo:

La adicción al sexo implica la presencia de algunos impulsos, fantasías y pensamientos; todos de carácter sexual. Esto lleva a quien lo padece a realizar cosas solo por satisfacerse. 

Uno de los síntomas más recurrentes es el patrón de fracaso para abstenerse o controlarse. Esto se nota cuando se da un sexo repetitivo, como una actividad más que satisface. Puede llevar al punto de olvidar cosas tan importantes como el cuidado personal, la salud y demás cosas. 

El síntoma que más define la adicción al sexo es intentar reducir el comportamiento sexual repetitivo sin lograrlo. Las conductas sexuales inadecuadas continúan sin importar los problemas que pueda haber por ellas. Luego de esto irá aumentando el dilema, ya que puede que no se obtenga placer sexual de estos encuentros. 

Es más propenso a ser visto en hombres, pero eso no lo hace exclusivo. Básicamente, la mayoría de los pacientes son caballeros, la razón es desconocida, pero puede estar relacionada con otras disfunciones. Lo difícil de esta adicción es detectarla en otros. No se puede ver a grandes rasgos esta enfermedad. Lo que lleva a que la adicción al sexo se oculte es la culpa y vergüenza que genera en los enfermos.   

Tratamiento: 

Como ya saben, todo trastorno es individual, por lo tanto, el tratamiento depende de la persona. Si alguien lo padece, deben examinarse las causas de por qué sucede y cuándo apareció. Aunque, esto no quita que no haya tratamientos frecuentes para la adicción al sexo, los cuales son: 

El tratamiento con fármacos, medicamentos, incluye algunos que paran la recepción de serotonina a altos niveles. Como lo hemos mencionado, la serotonina es algo relacionado con el placer y felicidad. 

Por otro lado, el tratamiento más psicológico consta de varias cositas. Una de ellas puede ser la terapia de fases. Este funciona así: primero se desintoxica a la persona, luego se le desapega psicológicamente del sexo. Cuando lo logra, se normaliza y se cambia su estilo de vida para un enfoque a distintas cosas. Algo así como una segunda oportunidad para dejar el tormento atrás.

La sexualidad sana consta de muchas cosas, por ello es bueno estar muy pendientes de cualquier cambio. Lo que más queremos en PoderMax es que tengan sexo sin peligro y siempre muy rico. Ante cualquier posible factor, consulten a un profesional, él les dará la mejor ayuda. Cuídense, hagan el amor con mucha pasión, pero, sobre todo, recuerden, el sexo no se necesita, se desea. 

Si quieren saber más del tema, clic aquí: 

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos