Ir a contenido
Como masturbar al hombre con los pies

Paja con los pies, como hacerla y darle el mejor orgasmo

La masturbación puede ser algo de rutina para el hombre durante el sexo, misma sensación, mismo orgasmo. A la hora de querer dar placer se buscan nuevas alternativas, he ahí donde entra la paja con los pies. Esta es algo extraña, pero útil, es una forma de masturbar al hombre y es de lo más eficaz para que sea feliz. No solo puede darle una experiencia distinta, también un punto del deseo que no conocían, caras vemos, fetiches no sabemos. 

Lo mejor de darle al hombre una paja con los pies es que puede surgir como un buen preliminar. La idea es que, al hacerla, ayudará a aumentar la erección gracias al erotismo que da.

paja con los pies

Paja con los pies; lo primero: 

Antes de enseñarles cómo acariciar cada parte del miembro de su pareja, hay que tener algunas cosas claras. Lo primero que deben tener presente son las zonas del pene y el placer que se siente en cada una. Desde la base del pene el hombre sentirá emoción, de ahí para arriba, cada parte tiene más o menos sensibilidad. En una paja con los pies, estos son vitales para que el placer no sea opacado por otras sensaciones.

Más allá de unas uñas pintadas, se necesitan unas plantas sin callosidad, suaves al tacto para no molestar. No vaya a ser que parezca un rallador directo al pene de su pareja. Sabiendo esto, cuiden las plantas de los pies. Cabe recalcar que las uñas también deben estar cortas y bien limadas, no queremos rasguños, mucho menos sangre. 

Importantísimo que no realicen la práctica ante cualquier infección de hongos en el pie. Lo mejor también es combinar con un lubricante, para buscar mayor movimiento y placer. No es ideal usar un aceite corporal o cremas hidratantes, tienden a generar reacciones adversas a la piel. 

El mejor que pueden usar

Lubricantes íntimos

Postura para la paja con los pies:

Para lograr masturbar con los pies sin perder en el intento, tienen que realizar una pose en especial. Lo que deben hacer es colocarse sentados uno frente al otro con las rodillas semi flexionadas y separadas. Una vez ahí, midan la distancia a modo de que el que vaya a acariciar quede a una distancia cómoda. Algo muy parecido a la postura de la mariposa, en yoga.

Ejemplo de la posición:

masturbar con los pies

Lo principal es comenzar a calentar el momento. Van a lubricar bien los pies y comenzar a pasar por todas las zonas del cuerpo de su pareja. Pasar por el pecho, abdomen, muslos, todas esas zonas que más ponen en calor a su hombre. Hay que tener especial cuidado con los testículos, no queremos un golpe bajo. Cuando tu hombre ya esté sumamente a fuego, la paja con los pies ha de empezar. 

Posición de los pies: 

Debes formar un triángulo con sus pies, rodeando el miembro del hombre. Cuando ya estén así, pueden ir midiendo las dimensiones para dar las caricias, esto con los dedos. Luego, pasen a usar la parte de arriba de sus pies que está más expuesta. Con dicha zona, agarrarán el pene por los laterales y comenzarán a ir de arriba hacia abajo. Pueden sostener el miembro con ayuda de su pareja y así poder alcanzar el glande. Pueden preguntar a su pareja si la presión está bien. 

masturbar con los pies

Bate que bate el chocolate:

Así como usan el molinillo con el chocolate, usarán sus pies con el pene de su hombre. Deben tomar el miembro y frotarlo por toda la planta del pie. Es mejor que comiencen con la base para ir subiendo por él y así dar un placer que va aumentando. En el glande es importante que no den mucha velocidad para no hacer fricción indebida. Entre más vayan combinando esto con lo anterior, el pene irá llegando aún más al clímax. Esencial en la paja con los pies dar un placer distinto. 

Paja con los pies como si fuera un spa:

Otra forma de hacer una buena paja con los pies es que tu hombre esté recostado boca abajo. Completamente desnudo, su pene tendrá que sobresalir por debajo de sus nalgas, quedando a merced de sus pies. Aquí puede hacer un masaje con la planta de un pie de arriba hacia abajo, sin mucha presión, claramente. Esta pose permite que pueda estimular sus nalgas con el otro pie, o bien, su ano. Para aquellos hombres que les gusta un masaje en el perineo o en el ano, es perfecto. 

Afiance lo que aprendió dando clic aquí:

Es vital que experimente con su hombre cosas nuevas, la manuela puede ser muy buena, pero a veces debe cambiar. Él se lo agradecerá muchísimo. Tan solo cuiden que sus pies puedan tener la flexibilidad correcta para evitar dolores o molestias. No olviden implementar cosas nuevas siempre a la experiencia, pueden ser medias o bien dejarlo a él chupar sus pies. Todo va a hora en ustedes y el erotismo que pueden tener. Disfruten y den las mejores pajas con los pies. 

 

Artículo anterior 6 Masajes eróticos para llevar tu pareja a la cama este fin de semana
Artículo siguiente Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos