Ir a contenido
Como ser un maestro de la sumision

Como ser un maestro de la sumision

La dominación o sumisión a primera vista para muchos puede que suene un poco agresivo, lo que conlleva este tipo de prácticas, ya que ha de pensar que únicamente es maltratar a la otra persona, pero nunca más lejos de la realidad, la sumisión lleva grados de intensidad, los cuales puedes adaptar a tus gustos y experiencias haciendo de la experiencia un poco más placentera.

Pese a los tabúes que pueden presentarte ante esta práctica no es más que otra forma de disfrutar de un buen sexo. La sumisión o dominación consiste en amarrar a tu pareja ya sea con lazos, cuerdas, esposas o arneses a tu chica para empezar a estimularla con juegos un poco más duros, con juguetes un poco más enfocados en golpear y azotar de manera placentera a tu pareja.

Pero no es así de fácil como te decía, la sumisión lleva grados, desde simplemente ahorcar y nalguear a tu pareja a tener técnicas de nudos y juguetes específicos para cierto tipo de golpe que hará estimular a tu pareja.

Juguetes para someter a mi pareja

Este es el paso a paso a la sumisión:

Te enseñaré como puedes iniciar para que vayas sintiéndote en confianza de ir avanzando por este camino y adentrándome a este mundo de la sumisión, también que tipo de implementos puedes ir empezando a usar para hacer la situación un poco más interesante y hacer que tu chica sea cada vez más sumisa a la hora de tener relaciones.

Los primeros pasos para empezar en esto es perderle el miedo de azotar a tu pareja, ya sea una cachetada o una nalgada al momento de estar haciéndolo, créeme que ella lo que menos sentirá es dolor a la hora de ser azotada, puedes también empezar con tus manos a ahorcar un poco en ciertas posiciones, de misionero puedes ahorcarla mientras golpeas sus pezones o su trasero, en cuatro puedes empezar a pasar tu mano por detrás de su nuca y atrayéndola hacia ti desde el cuello.

Sin miedo a la horca:

Si ya dominas a la perfección el paso anterior, ya puedes ir a las sogas y cuerdas, le puedes proponer de forma sutil mientras la ahorcas y estás diciéndole suavemente al oído que si lo quiere llevar más lejos, en ese momento de tanta tensión sexual claramente la respuesta será un rotundo sí, pues ella en lo que menos piensa es en parar este tipo de sensaciones que está teniendo, entonces empezarás a practicar unos ciertos tipos de nudos para este tipo de práctica aquí te dejare un blog con nudos básicos que puedes aprender.

Como someter a tu pareja

El cuarto rojo: 

Después de los nudos puedes usar tu cama como base de sujeción de tu chica, puedes hacer un nudo simple en las bases de la cama y de ahí puedes sujetar a tu chica, si lo que deseas es bloquear un poco sus movimientos, ya sea de piernas, brazos o ambas. Si la sujetas de sus cuatro extremidades puedes empezar a jugar con su torso dando pequeños trazos con la legua en ella, o si ya quieres hacerlo con lo más duro empieza a golpear un poco fuerte el interior de sus piernas, ya que al ser una de sus zonas erógenas este tipo de estímulos tan radicales empezaran a hacer que se excite cada vez más.

De ahí puedes empezar con las zonas erógenas, pero esta vez cambiarás las tiernas caricias y los suaves masajes por golpes secos y constantes, haciendo que ella al estar bloqueada por las sogas se estremezca de maneras indescriptibles, ya que lo que haces es generar espasmos entre dolor y placer. La iluminación, pese a que no sea fundamental también puede ayudar mucho al ambiente de tu habitación dándole un aura más sexual.

Juguetes y demás.

Para esto, te recomiendo baquetas de madera para empezar con los golpes en las zonas erógenas, ya que al ser delgadas, pero macizas puedes controlar la fuerza con la que golpeas, también vendas para los ojos para hacer la cuestión un poco más sensitiva, lo cual hará que tu pareja enloquezca al no saber lo que le harás, los collares ya si quieres algo más pesado para la sumisión junto con los arneses aunque con las sogas ya tienes la mayoría del terreno asegurado. 

Para finalizar

La idea de sumisión no tiene que ser tema al cual temerle, pues ahí se encuentra parte del verdadero placer a la hora de tener sexo ya que este tipo de sensaciones que da la sumisión a una pareja es de las cosas más excitantes que puedes experimentar.

Espero este contenido haya sido de tu agrado y se atrevan a explorar más allá, descubriendo hasta qué punto del éxtasis pueden atreverse a llegar y pasar una de las experiencias más placenteras y estimulantes conocidas.

Recuerden visitar nuestra página web, nuestra sección de blogs y nuestra tienda virtual Poder Max.  

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos