Ir a contenido
Porno: Consecuencias y beneficios en la salud sexual

Porno: Consecuencias y beneficios en la salud sexual.

Tiempos modernos han traído consigo una ola de porno demasiado amplia. No es como antes esa sed de material erótico que inspiraba a buscar un poco de ello. Hoy en día es muy fácil conseguir una película para adultos o una escena en específico. Gracias a la tecnología que nos brinda el internet y su perversidad. Sin embargo, ¿Es la pornografía saludable para nosotros en el ámbito sexual? 

Para todos los que no saben si se están excediendo con el porno no se preocupen. Pónganle cuidado a las consecuencias del porno. Analicen si deben calmar un poquito ese deseo que los hace terminar con los ojos bien clavados allí. Acompáñennos.

Pros y contras del porno

Pornografía: malas enseñanzas; maestros erróneos

Una consecuencia del porno más notable es la mala educación sexual que les brinda. Sí, comienzan los problemas en el coito que terminan por brindar una vida difícil de sobrellevar. Un claro ejemplo de esto es la disfunción eréctil que se presenta hoy en día. Por consecuencia del porno, a nivel mundial se habla de más de un treinta por ciento de hombres que presentan esta problemática.

¿Por qué?

No es un secreto cómo se cambia de vídeo o película erótica en tantas repeticiones para resultar sacando un extracto de cada uno. Como si solo fuese una gota de emoción de cada escena y ya está, las cosas no son así, señores. En el acto sexual no hay un botón para cambiar de pareja o de estímulo, se están acostumbrando a lo poco y apenas placentero. Botan lo rico que puede ser hacer el delicioso con suavidad. 

El proceso físico que concurre en este momento es fácil de entender. Cuando estamos felices, nuestro cerebro produce un neurotransmisor llamado “dopamina”. Este debe encargarse de llevar información al sistema nervioso y que este mantenga esa sensación en el cuerpo, un buen rato. He ahí la dificultad de lograr eso cuando estamos cambiando y cambiando de estímulo visual, únicamente se recibirá una pobre y apenas intensa descarga de esta reacción química. La mala costumbre que van creando con esto, ya las erecciones comenzarán a fallar por falta de un estímulo rápido y cambiante. ¡Confórmense, caballeros! 

Consecuencias del porno

Adicción = perdición

Sí, el placer es lo más perfecto del mundo, un orgasmo es la mayor sensación de satisfacción, todo eso lo sabemos, pero podemos afirmarles que no llegarán a mucho si continúan en esa tónica de buscar siempre venirse viendo porno. Verán, cuando comienzan a ver pornografía el estímulo es directo a su cerebro, el ver la acción, el sexo desenfrenado y contundente genera un deseo incontrolable por querer esa misma sensación que suponen deben estar disfrutando tanto los protagonistas de la escena.

Una vez que ha habido reacción, se comienza a tomar tanto la masturbación como la pornografía en especial como único factor para generar placer, la única fuente de dopamina para seguir tranquilos.

Toda esta cadena, este efecto bola de nieve, desencadena en que su cuerpo va a crear una adicción frente a lo que representan los vídeos eróticos para ustedes, esa excitación profunda va a ser sinónimo de felicidad, por lo tanto, al más mínimo tiempo libre se preguntarán por qué no disfrutar de un videíto y lo que pueda salir de él.

Porno

Esta consecuencia del porno es probablemente una de las más nocivas para todos los aspectos de sus vidas, los estímulos fáciles y las caricias vacías comenzarán a carcomer poco a poco su tiempo, dejándolos al final con una adicción que jala más y más problemas hasta la perdición. 

¡Ojo! No estamos diciendo que masturbarse viendo una escena erótica sea algo malo, aclaramos que crear una adicción hacia esto a punto de interferir en otros aspectos de su vida es directamente una consecuencia del porno que puede resultar demasiado mal. 

Aclaración: 

¡Cuidado, señores! Como dijimos anteriormente, el porno no es un arma mortal ni mucho menos. En su opuesto, es utilizado muchas veces por sexólogos para llevar una terapia en contra de ciertas disfunciones sexuales. El único pecado que pueden cometer con respecto a la pornografía es comenzar a crear un exceso que les guste. Como bien les indicamos, una adicción no le conviene a nadie en este aspecto, no solo por el lado del coito y su rendimiento, también en la vida misma. Si lo llevan con descontrol y afán de recibir felicidad de ello, terminarán por ser más infelices, no queremos eso, obviamente.

Tienen que disfrutar del contenido erótico audiovisual de una forma más precavida para no afectar su bienestar sexual, las consecuencias del porno son cosa difícil de sobrellevar, por lo tanto es mejor saber que es algo bueno pero en su justa medida. 

Consecuencias de ver porno

Tantas noticias malas, ¿y ni una buena? 

Claramente, no podemos dejarlos desanimados y sin ganas de acercarse de nuevo a un vídeo porno cuando no lo merecen. Para quienes no incurran ya en una de las disfunciones que se dan como consecuencia del porno, les mostraremos algunos aspectos buenos del porno. 

El porno permite explorar y aprender: 

Señores, la pornografía es ideal para buscar nuevas fantasías y disfrutarlas. La industria de contenido sexual es tan amplia que nos permite surcar nuevos límite a lo que conocemos como placer, así como regalarnos nuevas experiencias a conseguir. No es un reemplazo ideal para educarte sexualmente, pero sí puede ayudarte a descubrir tu sexualidad.

Ayuda a una comodidad más asequible en el sexo: 

Al enseñarnos la mecánica del sexo, aprendemos qué fluidos pueden verse incluidos por allí, lo cual nos predispone a que haya un factor más grande de comodidad a la hora de llegar al acto sexual. Todo gracias a sus ruidos imprevistos, caras raras y claramente líquidos que vuelan por ahí, ese conjunto de cosas construye un prospecto hacia esa parte del coito que no suele ser muy aceptada por todos.

Exceso de pornografía

Su buen uso puede generar relaciones más fuertes:

Si no lo han intentado, no sé qué esperan, es hora de ver porno junto a su pareja, esto los ayuda a que concurran en una mayor honestidad y apertura a las preferencias, regalando comodidad. El buen sexo se da cuando se puede saber sin peligro alguno qué es lo que gusta y qué no.

Cómo llegar a una solución:

En PoderMax lo sabemos, los que se sintieron identificados y de cierto modo asustado se estarán preguntando ¿Estamos perdidos? ¿Caemos en un pozo sin fondo? Respiren profundo y vayan preparando su parte mental, porque si están tan apegados al porno, lo que les diré será duro. Cuando son víctimas directas de esta consecuencia del porno, la respuesta es clara, HAY QUE DEJARLO, así sin rodeos, tienen que cambiar el chip y reeducar su mente.

El tiempo que lo van a dejar para comenzar a llevar una vida sexual más sana debe ser de unos tres meses para comenzar, suena bastante, pero si logran enfocar esa energía sexual que les provoca abrir el modo incógnito y trasladarla al coito, se darán cuenta de las maravillas que tiene el sexo.

La idea principal es que sigan manteniendo su placer, pero cambien el enfoque y el estímulo, acostumbrarse a lo real es la mejor opción para curar cualquier disfunción que les haya provocado el camino de la malicia y el desdén, pero no todo es tan malo, por lo próximo van a superar esa consecuencia del porno y tendrán mucho más tiempo libre, aparte quién quita que se consigan un pelito en esas horas de ocio. ¡A producir, señores!

Esperamos el contenido, sea de su total agrado, como siempre, es un gusto estar aquí y cuidado con esas consecuencias del porno

Artículo anterior Como hablarle a una mujer para llevarla a la cama
Artículo siguiente Eres de los que guarda sucio tu juguete sexual? Aprende a limpiar tu vibrador y protégete de consecuencias graves.

Dejar un comentario

* Campos requeridos