Ir a contenido
Lugares para jugar a control remoto con tu pareja

5 sitios para jugar a control remoto con tu pareja

Los juguetes sexuales son una revolución dentro de la sexualidad, por ello hay que experimentar en pareja. Si se compraron un juguete con app o con control y no saben cómo divertirse, aquí les daremos una ayudita. Revivan esa picardía y deseo con PoderMax. (Si no lo han comprado, haciendo clic pueden adentrarse en este mundo.)

Juguetes sexuales sí, pero ¿en público? 

Vamos, a quién no le gusta sentir adrenalina y excitación al tiempo. Si lo que se pretende con los juguetes sexuales es tener una experiencia salida de lo habitual y entrar a un deseo más intenso, los juguetes con app o control son los mejores. Piénsenlo, le dicen a su pareja que prueben esos juguetes sexuales en público y van a provocar muchas sensaciones para ambos.  

De por sí, tener sexo en un lugar público o a escondidas es lo mejor, incluir un juguete es perfecto. Eso sí, acuerden bien cómo llevan a cabo todo, que la mujer se ponga un vestidito o falda es crucial. Esa sensación de deseo de buscar que ella venga sin importar dónde, los provocará mucho a los dos. 

Juguetes Sexuales con aplicación

Para que puedan realizar correctamente todo, prueben días antes el juguete y hasta dónde los puede llevar. Los juguetes sexuales tienen mucho poder, hay que saber si ella puede controlarlo sin morir de placer por ahí. Cuando ya estén listos para ir a los sitios, que el hombre controle mientras la mujer dispone, sencillo. Los orgasmos vendrán por sí solos al llegar a la casa. Pues bien, las cosas de pareja se las dejamos a ustedes, vamos con los lugares. 

1. Juguetes sexuales en un centro comercial:

Un centro comercial es significado de personas por doquier, qué mejor para empezar. La idea es que al llegar el juguete ya esté colocado donde sabemos, ahí empieza la magia. Aprovechen para entrar a locales y preguntar cada cosita que les interese mientras vibra por ahí abajo. La picardía ya será cosa completamente suya, qué tanta intensidad le apliquen y en qué momento lo hacen. Mejor dicho, cómanse un helado mientras a ella se le derrite alguito por allá abajo. 

Usar juguetes sexuales en un centro comercial es una experiencia que además de hacerlos reír los excitará mucho. Se estarán preguntando ¿y si ella quiere venir? Fácil, pueden o irse a un lugar más o menos solito como el parqueadero o soltarlo por ahí rápido. Un squirt no le hace daño a nadie y menos al piso. Eso sí, si van en carro no se pierdan la oportunidad de echarse un polvito en el centro comercial. Háganse un buen combo de placer. 

Aquí la experiencia PoderMax

 Probando un vibrador a control remoto en público.

2. Juguetes sexuales en el cine: 

Por qué no aprovechar y meterse al cine a “ver” una película mientras se dan un ratico de placer. Para nadie es un secreto que el cine ha sido testigo de muchos toqueteos, polvos y orgasmos, por qué no honrarlo con un juguete. 

Lo mejor por hacer es tomar una película con mucha acción para que no se escuche nada raro. En cada escena que se suba el volumen, métanle intensidad a eso y aprovechen para darse amor de a pocos. Entre la película y la vibración es normal que se pongan como locos, aprovechen para descargar el placer ahí. Cuando ella se quiera venir, aprovechen una escena intensa y sáquenle todos esos jugos. ¿El reguero? Bueno, a cualquiera se le puede regar la “bebida” en el cine, ¿no? Dense gusto con esos juguetes sexuales. 

Usa este:

Huevo Vibrador Elva Svakom.

3. Ir al parque nunca fue tan divertido

Un vibrador mientras se pega una caminata por el parque es el mejor plan. Una zona verde aparte de tener miles de planes disponibles, es un lugar espectacular. Tendrán a su alrededor naturaleza pura para que jueguen un ratito. Qué mejor que aprovechar el calor del sol para prender el momento y dejar que salga todo. La cosa es que tienen muchos planes allí para que mientras que ella se viene, se divierta mucho.

Qué más podemos decir, los juguetes sexuales y el parque no pueden fallar. Eso sí, cuiden siempre que no les vaya a llover, no creo que ella se quiera mojar de esa forma. Cómanse un heladito para endulzar la boca y listo, el resto va en ustedes.

4. ¿Discoteca y vibración?

Una noche de copas en pareja termina en un polvo muy salvaje, qué mejor que calentar el momento desde antes. Vean, van a hacer el típico plancito de ir a una disco a tomar y bailar, pero con el juguete. Después de un buen bailecito, pueden darse el gustico de darse placer mientras están sentados. 

Esto, combinado con los tragos, les dará unas ganas de llegar a la casa, pero ya. Cuando lleguen, dense el sexo salvaje que se merecen y por qué no, implementen los juguetes sexuales. Tengan sus mejores orgasmos y no se acostumbren a menos. 

Vibrador con aplicación Ella Svakom

5. El más arriesgado de último: 

El transporte público será el último que les recomendamos, eso sí, es bien arriesgado. Estarán rodeados de mucha gente y eso supone un peligro para ambos, por eso, tengan cuidado. Comiencen por buscar un buen asiento y solo si se puede, que ella pueda gemir suavecito. Tomen un trayecto largo, aprovechen para irse a un plan bien lejos y en el camino darse un orgasmo. El resto ya lo saben, disfruten de la picardía y hagan que quede como una experiencia deliciosa. 

Gracias por estar aquí, que tengan una experiencia PoderMax

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos