Ir a contenido
Poses para sexo en la ducha

El sexo en la ducha es una delicia. 4 poses que seguro no has intentado

El sexo en la ducha, qué bello es, pero tan poco bien enseñado. Es normal que estés con tu pareja una tarde de calor y se lo propongan entre risas. Lo duro del tema es cuando ya están en la ducha y no saben cómo actuar. Muchas veces se terminan yendo las ganas por distintos motivos, sea la falta de sensualidad o el poco espacio. Es que claro, esos gestos para no tragar agua o el cabello por la cara no son algo tan rico. Sin embargo, no hay que evitar el sexo en el baño, les vamos a enseñar cómo hacerlo bien.

Preparen el agua caliente y dispóngase a la intimidad. Hagan que el único chorro no sea el de la ducha. 

 

Preparaciones para el sexo en la ducha

Esto es como todo, tiene su pequeño riesgo, por ello, tomen las medidas necesarias. Lo principal que deben ver es si resbala mucho su piso o no da un buen agarre a los pies. Si es una posible muerte segura, vayan y compren un tapete antideslizante, no habrá riesgo de caída ahora. Escojan uno que les guste, que los haga sentir bien, al final, el sexo en la ducha es muy romántico.

Por otro lado, algo que se suele ignorar mucho es el tema de la lubricación. Sí, ya dejen de creer que el agua lubrica cuando no es así. Es necesario que lubriquen muy bien, esto evitará malas sensaciones o algún atasco en la penetración. Estar en la ducha no significa está lubricado, no lo olviden. 

Lo mejor que pueden usar es un lubricante a base silicona, estos duran mucho y no se diluyen. Su sensación viscosa puede ayudar mucho a diferenciar cuando hay lubricación y cuando no. 

Mi recomendado para ustedes:

Poses para tener sexo en la ducha

Ahora sí, para lo que realmente vinieron, las mejores posiciones. Vamos a intentar que eviten un golpe o mala penetración en la ducha. Aunque claro, sabemos que no todos los baños son iguales, pueden ir viendo cuál es la mejor en su caso. 

sexo en la ducha

 

Contra la pared de la ducha: 

La más clásica y útil para quienes no cuentan con un baño grande. En esta posición, la persona que va a ser penetrada debe apoyarse en la pared. Seguido de esto, el otro debe pasar sus manos por las caderas y próximo a ello, penetrar. Es vital que no levanten a la otra persona o una pierna, eviten caídas. 

Lo mejor de esta pose es lo práctica que es. Aquí pueden ir estimulando con besos, caricias, nalgadas, etc. Si quieren dar más placer, pueden masajear el clítoris o los senos de la dama. La idea es no quedarse solo con meter y sacar.

Poses para sexo en la ducha el perrito

 

 

El sexo en la ducha es mejor arrodillado: 

Esta es muy fácil de hacer y de lo mejor para tener sexo en la ducha. Lo que deben hacer es básicamente ponerse sobre sus rodillas de forma que pueda haber penetración. Allí, tan solo deben gozar los roces de estar tan cerca. El frío no es problema, estarán tan pegados que su calor se unirá. Al ser tan fácil y cómoda, les da un enfoque íntimo fenomenal. Si su baño cuenta con bañera, esta es la mejor pose que pueden probar.

Poses para sexo en la ducha arrodillado

 

 

Una silla en la ducha = sexo cómodo

Lo único que deben hacer es llevar una sillita para la ducha. Esto no solo les permitirá hacer más posiciones, también habrá comodidad. Si puede ser un taburete, mejor, el espaldar puede que incomode. Cuando tengan asiento, lo único que deben hacer es primero sentarse luego su pareja sobre ustedes. Pueden hacerlo como quieran, de frente, de espaldas, imaginen y háganlo realidad. 

Poses para sexo en la ducha sentado

Lo mejor de esta posición es que pueden usar juguetes sexuales. Una bala vibradora puede ser ideal, eso sí, tienen que ser sumergibles. 

Pueden usar esta de la marca Satisfyer:

Bala Vibradora Satisfyer

 

Pose para los más arriesgados: 

Esta posición es algo peligrosa, pero puede darles placer por montón. Tienen que cumplir varios requisitos para hacerla. Primero que todo, deben medir si la persona a penetrar es flexible y tiene un buen equilibrio. Si cumplen con eso, el riesgo de muerte no es mucho. 

Lo que deben hacer es pararse sobre el tapete antideslizante y vigilar que no se resbalen. Seguido de esto, la persona que vaya a recibir la penetración tiene que subir una pierna al hombro del otro. Allí penetrar será muy fácil, por ello solo hay que lubricar y darle con todo. Vigilen que no empujen mucho a su pareja, no vaya a ser que lo terminen tirando al piso. 

Lo delicioso de esta pose es el erotismo que tiene, dar una nalgada o subir la intensidad es fácil así. Como consejo: no olviden aferrarse mucho el uno al otro, no queremos que se caigan. 

Poses para sexo en la ducha parados

 

Sexo oral en la ducha: 

Pasando ya de posiciones, es vital que recuerden el sexo oral inclusive en la ducha. Las sensaciones aquí pueden ser distintas, pruébenlo. No dejen el chorro de agua en la cara, no vaya a ser que se ahoguen donde no es. 

 

 

sexo oral en la ducha

Hemos llegado al final, pero les queda de enseñanza el buen sexo en la ducha. No olviden vivir el erotismo junto al sexshop PoderMax. Sean los mejores cuando de placer se habla.

 

 

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos