Ir a contenido
El fisting una práctica sexual extrema que quizás no conozcas.

El fisting una práctica sexual extrema que quizás no conozcas.

Por: Sergio Neira

 

En la búsqueda por más placer las parejas descubren nuevos límites, uno de estos es el fisting. Si no saben qué es y les interesa, tomen nota para que le hablen a su pareja sobre esta práctica sexual. 

 

¿Fisting? ¿Eso qué es?

El fisting para nada es algo muy amigable o sencillo de hacer, no se alarmen si algo parece irreal. Si bien se dice que se debe experimentar, el orgasmo es materia de prueba y error, innovar es la idea. Cabe aclarar que el fisting viene del término fist-fucking, para los técnicos interesados.

El fisting básicamente es una práctica sexual bastante ruda con una carga erótica gigante. Consiste en la penetración del puño puede ser parcial o completa en el ano o la vagina. Sí, suena bastante agresivo, pero es algo que con su correcta práctica puede dar un orgasmo diferente.

Puede que el fisting no sea del todo un placer para su pareja, pero este va en cada quién. Lo primordial es que se preparen porque es algo impactante, un puño adentro no se ve todos los días. Lo mejor que se puede hacer para entenderla y disfrutarla es surcar despacito, lo que nos lleva al siguiente punto. 

Tipos de fisting: 

Como ya mencionamos existen únicamente dos, esto porque el puño no cabe en más lugares. Están el fisting anal y el vaginal, ya les explicaremos qué diferencia a cada uno. 

Tipos de Fisting

 

Fisting vaginal: 

Este tipo de fisting obviamente es realizado al conducto vaginal, cosa que lo hace más fácil. Lo que tiene de ventaja realizar la penetración por allí es la capacidad de dilatación que hay. Es más fácil llegar a meter el puño por completo gracias a que la vagina es más elástica. Otro factor determinante es que hay lubricación natural en este, cosa que brinda algo más de seguridad. 

La finalidad de este tipo de fisting es un orgasmo simplemente arrollador, completamente salvaje. El estímulo a la vagina es tan grande que la contracción en el punto G sea explosiva. Piénsenlo, hay un puño dentro de la cavidad vaginal, algo sí o sí debe de estimular. 

 

Fisting anal:

El fisting más difícil y de mayor preparación. Como es bien sabido, el ano tiene una resistencia mayor a la penetración debido a cuestiones anatómicas. Esta práctica en específico es más utilizada por homosexuales, pero siempre cabe una mujer curiosa que quiera probar. 

Por esta entrada, se debe llevar un ritual de preparación más amplio y de más paciencia. Lo normal es que se realice el fisting anal en pro de encontrar más placer por la entrada de atrás. 

Recibir una mano por allá, tiene sus factores que pueden ayudar como otros que para nada. El factor que más predomina aquí es la piel que hay en dicha zona y la falta de lubricación natural. Entre que es piel rugosa y no hay humedad, el lubricante casi que desaparece.

Recomendado para la puerta de atrás: 

Plug Anal Joya

  

Pero entonces, ¿cómo hago el fisting con mi pareja?

Esta pregunta es sencilla, el proceso puede que no, pero si es bien llevado, sí que será placentero. Claramente todo depende del fisting que sea usado, para ello nos dividiremos en dos. 

Por la vagina: 

Esto puede que no, pero lleva un proceso que es de bastante paciencia. Para realizar un fisting vaginal necesitan lubricante base agua en exceso y sus manos bien limpias. Se recomienda lavar las manos muy bien antes de comenzar, hasta el antebrazo si es posible. Seguido de esto claro, una higiene íntima excepcional y mucha relajación, eso, ante todo.

 

Para comenzar, lubrique muy bien su mano y penetre con un solo dedo. Al momento de penetrar ayude a dilatar la vagina haciendo movimientos giratorios suaves pero concisos. Por consiguiente, se irán introduciendo los siguientes dedos y haciendo lo mismo hasta el cuarto. Cuando su meñique ha entrado, lo mejor es darle un masaje al clítoris por fuera y a la zona g por dentro. Háganlo suave, necesitan que se expanda. Cuando su pareja les indique que se siente bien, introduzcan el pulgar mientras transforman su palma en un puño. Este paso háganlo con muchísimo lubricante y poco a poco, no lastimen. Mientras se mete la mano, vayan haciendo un movimiento de adentro hacia afuera suave. Cuando vean que el puño entero entró, pueden hacer penetraciones al ritmo que mejor les parezca. 

En caso de que su pareja haya llegado al clímax y quiera que saquen el puño deben hacer lo siguiente. Díganle a ella que puje para que su mano sea expulsada mientras ustedes lubrican desde afuera. En el fisting vaginal la salida puede ser difícil si no es llevada con calma.

Use este en cantidad: 

Lubricante Intimo Neutro Sen

 

Por el ano: 

En este si les pedimos que tengan paciencia absoluta y vayan muy despacio. Ya saben cómo tratar un ano, pues bien, den caricias antes del fisting. Traigan su lubricante con base de silicona y vayan estimulando la parte superficial poco a poco. Cuando su pareja encuentre una posición cómoda para el fisting anal, es momento de comenzar el proceso.

Si alguno de los dos no está seguro de la higiene, el que vaya a penetrar puede usar un guante. En caso de que el guante sea de látex, usen un lubricante base agua para que no se dañe. Si no usan el guante si o sí el lubricante en base de silicona o aceitosa, estos son mejores para la zona anal.

Bien, empecemos el fisting anal. Tomen a su pareja y lubriquen bien tanto el ano por fuera como ustedes su mano. Pueden apoyarse de un plug para que logren dilatar el ano más, es mejor hacer una penetración grande. Lo ideal es que consigan entrar con todos sus dedos a la vez, pero no de forma brusca obviamente. Aprovechando la salida del plug o su juguete sexual, meten los cinco dedos. Intente meter sus dedos como si estuviera haciendo una boca con ella, cuatro arriba y el pulgar abajo. Deje que el ano entienda qué está pasando y se relaje para empezar a empujar poco a poco. Una vez entre su mano, forme el puño y penetre como mas les guste. 

Deben tener mucho cuidado con esas uñas, no queremos que se rasguñen por allá dentro.  Hay que ser muy pacientes para que todo salga correctamente en el fisting anal.

Hágase con uno de estos para practicarlo: 

 

Lubricante Anal Sen Intimo
 

 

Últimos avisos:

Ante cualquier dolor o molestia, detengan la penetración, sea en el fisting anal o vaginal. Si llega a haber alguna complicación como rasguños, hemorragias o vómitos, consulte a su médico lo antes posible. Tengan mucho cuidado con esta práctica y no lo tomen para nada como una carrera, tómense su tiempo. Si logran hacerlo de forma placentera, abrirán un nuevo camino del clímax para ambos. 

Recuerden que en PoderMax queremos verlos disfrutar, pero de forma segura. Sobra decir que no hagan nada que su pareja o ustedes no quieran. Tengan su sexualidad sana que los orgasmos son más ricos así. 

Aprende más sobre el fisting: 

 

 

Artículo anterior Las mejores sex symbol de la historia

Dejar un comentario

* Campos requeridos

2 3 4 5 6 7 8