Ir a contenido
¿Que es parafilia?

Las parafilias mas extrañas que existen

La coprofilia y urofilia un terreno desconocido

Dentro de la mente y libertades humanas existen infinitas tentaciones en las que se encuentra placer. Algunas más turbias que otras, allí es donde entran las parafilias, estos patrones de comportamiento sexual que están caracterizados por fantasías sexuales. Esas que son excitantes, pero algo atípicas, claramente pueden ir hacia objetos o situaciones. Pero pues eso solo es un abrebocas a lo que les contaremos hoy en su tienda sexual favorita Podermax.

Es normal que al hablar de parafilias se les venga a la cabeza una que otra atrocidad que hayan escuchado por medios de comunicación, pero mis amigos, dentro de todo, siempre hay un lado bueno, o que en su defecto no le está haciendo daño a nadie (o uno no tan grave) pero bueno, precisamente las parafilias que trataremos hoy no son algo tan pesado, es que se trata de la coprofilia y urofilia, cada una tiene lo suyo, si te interesa saber qué son, cómo se realizan o en qué contextos se pueden dar, continúa leyendo. 

Coprofilia

Que la cosa se ponga color marrón; coprofilia en su esplendor:

Bien, comenzamos fuerte, en la coprofilia la excitación sexual se logra por medio de las heces fecales humanas, suele combinarse con algunos otros fetiches como el sadomasoquismo. Esta consiste básicamente en el goce que genera la atracción de oler, tocar o saborear las heces fecales. Puede practicarse de forma individual o colectiva, todo depende de los gustos que haya con tu compañero de juegos y cuán abierta sea su mente frente a estos temas. 

Cuando tienes una tendencia a complacerte con el contacto de tus propios excrementos, de tu producto, se llama auto coprofilia, pero si, por otro lado, excrementos ajenos son los que más te prenden, sean de tu pareja o no, puedes llamarlo hetero coprofilia. Ya si eres de esos que aman el color marrón en exceso, puedes distinguir qué tipo eres. 

 

Coprofilia

Métodos en la coprofilia:

El método en el que se utilizan las heces para obtener el placer que deseas varía mucho. Puede ir desde el scat que incluye la defecación sobre tu complemento sexual en el momento o también la conocida como vapor de Cleveland. En este también defecas sobre tu pareja sexual, pero en su pecho y él lo hace contigo, algo así como “los socios de pecho”.

Pero hey, puede que hasta el momento todo haya sonado muy color de rosas, una posibilidad que, con comunicación adecuada, se puede lograr. Pues bien, ahora sí vamos al lado más oscuro o en su contexto más marrón de la situación: la coprofagia y la venta de heces en pro de complacer.

La coprofagia es la faceta más extrema en la que se puede presentar esta parafilia, a su vez que la más minoritaria. Consiste en comer, ingerir o tragar directamente los excrementos, esto poniendo en riesgo tu salud debido a la posibilidad que tienes de poder contraer una enfermedad grave. Disfruta del sexo sin enfermarte, no recibas eso en la boquita mi amigo. Si te gustaría ver un ejemplo de esto tan solo te diré el título 2 Girls 1 Cup, el resto no puedo mencionarlo por ahora.

 

coprofilia

Por otro lado, la venta de heces es algo que pese a sonar muy extraño, es posible, vamos, es internet no hay algo imposible, solo algo no publicado. Entonces sí, como lo escuchas, hay personas que pagan un buen precio por algún tronquito que le parezca hermoso, entonces como bien dice la ley básica de la economía, si hay oferta, hay demanda.

Urofilia

 

Urofilia, que llueva el oro:

Como bien lo puedes deducir, la urofilia consiste en la práctica sexual en la que utilizas la orina para darle un complemento al juego erótico. Como casi toda filia está relacionada con la dominación o humillación como factor psicológico que encanta. Su forma más conocida es la famosa lluvia dorada. En este método, uno de los componentes sexuales orina sobre el otro, quien se supone siente placer al obtener este trato.

Te estarás preguntando ¿Y de dónde se siente la satisfacción? Pues bien, es algo más mental que físico, puesto que está derivado de la humillación y dominación. Tal como el sadismo que representa el rol que cada uno toma, podemos decir que, el que orina es quien manda y el otro, obedece. Un jueguito, algo turbio, lo sabemos. 

 

Fetiches extraños

 

Pero aparte de esta práctica, existen otras que aunque no son famosas, sí se llegan a dar, como la urofagia básicamente ingerir la orina del otro. O qué me dices de la urolagnia, la versión más extensa dentro de la parafilia y así mismo la más problemática. Consiste en orinar en público, como ver a otra persona hacerlo. ¿Un poquito bizarro? En efecto, pero quiénes somos nosotros para juzgar. 

Claramente, lo que hace de esta práctica algo más común en la escasez de riesgos o la sencillez al realizarla, pero esto ya quedará a merced de tu tentación. ¿Te atreverías a probar la urofilia?

Por último

Como bien sabes, escribimos este espacio para que te informes sobre estas cositas que pueden alcanzar la imaginación y deseo. Entonces por ese mismo motivo dejamos a tu libre albedrío que decidas si te animarías a probar alguna o simplemente dejarlo como conocimiento, todo está en ti. Sin más que agregar, disfruta del sexo de calidad con aquello que más te gusta, siempre haz que la eyaculación valga totalmente la pena. 

Fetiches sexuales

Sean bienvenidos a dejar sus comentarios sobre el tema. Gracias por dedicar su valioso tiempo.

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos