Ir a contenido
Pedos vaginales

¿Por qué los mejores hombres en la cama aman los pedos vaginales?

Los conocidos pedos vaginales son el resultado del sonido que se produce cuando el aire que ha entrado por el conducto vaginal quiere salir. Así que los pedos vaginales, no son en realidad flatulencias, ya qué son simplemente aire que ingresó a la cavidad.

Sin embargo, voy a continuar llamándolos así, ya que aún no hay un término apropiado para la situación. Por el contrario, los pedos o flatulencias son gases que se producen en el proceso de digestión por la combinación de los alimentos y el aire que llega al intestino, produciendo un olor característico. 

Así, los pedos vaginales o también conocido como queefing, son simplemente sonidos producidos por la vagina, que muchas veces llegan a incomodar a las mujeres sin razón alguna. De hecho, el 72% de las mujeres han sentido vergüenza al producir un pedo vaginal. Está demostrado, que, al contrario, muchos hombres se sienten atraídos por este peculiar sonido y resulta que son éstos mismos los que mejor se llegan a desenvolver teniendo relaciones sexuales. 

Valeria Farfanale es una sexóloga amante del tema, aunque ella prefiere llamarles ruidos o aire vaginal, ya que está convencida de que no se les deben llamar pedos. La puedes encontrar en Instagram como @Valefarfanale si quieres ampliar el tema con uno de sus entretenidos videos.  

¿Por qué se producen los pedos vaginales?

En realidad, la producción de estos sonidos vaginales es muy fácil de explicar. Cuando una mujer está teniendo relaciones sexuales, su vagina se empieza a dilatar, sin embargo, muchas veces no se expande en gran medida. Cuando un hombre logra causar un nivel de excitación mucho mayor al común, la vagina de la mujer se expande aún más, dejando la vía libre completamente para la penetración. 

Es decir, que la mujer, cuando está demasiado excitada tiene una respuesta de dilatación en el conducto vaginal, se agranda, por lo que al hacer la penetración y al meter y sacar el miembro, van entrando pequeñas cantidades de aire, que más tarde se traducirán como los pedos o ruidos vaginales.  

¿Por qué los mejores hombres en la cama aman los pedos vaginales?

Cuando la mujer ha sido completamente estimulada y se encuentra en tal nivel de excitación, la vagina tiende a expandirse. Los hombres que logran excitar a su pareja de esta forma simplemente son magníficos en la cama y probablemente su pareja se está sintiendo de maravilla.

Ahora, los pedos vaginales se pueden producir en dos momentos; cuando la mujer tiene un orgasmo o cuando el hombre retira su miembro de la cavidad vaginal. 

En algunos casos, cuando la mujer tiene un orgasmo, la vagina hace movimientos de contracciones y expansiones, un abre y cierra con los músculos vaginales. Así que, si a lo largo de la relación la vagina estuvo expandida gracias a la excitación que provocaron mutuamente, lo más común es que los pedos vaginales se expulsen al momento de tener un orgasmo. 

Por otro, lado si cuando se produce el pedo vaginal es cuando el hombre saca el miembro, puede significar que la mujer estaba realmente excitada, pero no tuvo un orgasmo o el orgasmo no contaba con contracciones vaginales.

 Aun así, en cualquiera de los dos casos, si nunca has llegado a escuchar un pedo vaginal a lo largo de tu trayectoria sexual, preocúpate, porque puede que estés haciendo algo mal. 

Por que se producen los pedos vaginales

¿Cómo puedo producir un pedo vaginal en mi pareja?

Como hemos venido hablando a lo largo del blog, los pedos vaginales se producen cuando la cavidad vaginal ha extendido su tamaño, ya qué de lo contrario no tendría espacio suficiente para que pueda entrar aire.

Erróneamente, algunas personas creen que los pedos vaginales se crean cuando el pene es muy pequeño, sin embargo, la vagina está compuesta por músculos muy elásticos, los cuales se pueden adaptar al tamaño del pene.

Lo que en realidad logra causar los pedos vaginales, es la dilatación del conducto vaginal. Así que para producir un pedo vaginal lo que hay que hacer es excitar al máximo a tu pareja. Además, hay posiciones sexuales en las que los pedos vaginales son más comunes, como el perrito o con la cadera elevada, en general cualquier posición que facilite la excitación y el ingreso de aire. 

Pedos vaginales

Para excitar al máximo a tu pareja:

No te enfoques solamente en la penetración, empieza estimulando poco a poco el cuerpo, puedes empezar desde el rostro, el cuello y sus labios.

Estas zonas son realmente potenciales en el erotismo de una mujer, ya que tienen muchas terminaciones sensitivas. No tengas miedo a acariciar y a estimular cada zona del cuerpo que se te ocurra, aunque no lo pienses, es realmente excitante recibir caricias y besos en zonas del cuerpo que no te imaginas que puedan ser excitantes, como detrás de las rodillas o en las costillas. 

Simplemente, experimenta, trata de descubrir las zonas en las que más disfruta los besos, tu pareja, tómate tu tiempo y concéntrate en su placer al inicio, así después los dos podrán estar al mismo nivel de excitación. Es probable que lleguen a tiempo y que logres escuchar los famosos pedos vaginales en el orgasmo. 

Así que ya sabes, no hay que tenerles miedo a los pedos vaginales, ya que son potencialmente provocados por los grandes orgasmos, así que simplemente dedícate a disfrutar y a pasarla bien sin mayores complicaciones. 

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos