Ir a contenido
¿Quieres durar horas haciéndolo con tu pareja? Aprende sobre el sexo tántrico y sus beneficios.

¿Quieres durar horas haciéndolo con tu pareja? Aprende sobre el sexo tántrico y sus beneficios.

Puede que conozcan una ventana del sexo bastante cotidiana como lo es la penetración y el placer al llegar al orgasmo, pero, ¿No se han preguntado qué pasaría si se enfrentan a una nueva forma de éxtasis, a una que iguale mil orgasmos? Qué mejor que profundizar en el goce absoluto que puede regalarnos el cuerpo humano y sus tantos receptores abiertos a estímulos. 

Sexo tántrico

¿Un viaje a otro mundo con el sexo tántrico? 

Comencemos por donde va la cosa, el tantra no es una práctica sexual. Es una doctrina que alude a una forma de experimentar la vida. En esta se busca la plenitud a través de la conexión con uno mismo y todo lo que nos rodea, algo como lo que nos brinda la meditación. Al estar en el ''aquí y ahora'', nos permite tener una mentalidad más abierta frente a nuestra pareja y lo que representa su ser para nosotros. Al aceptar todo aquello que es superficial y dejarlo a un mismo nivel, tomamos esa energía para convertirla en un éxtasis mayor. 

El éxtasis que se busca en el sexo tántrico no necesita la ayuda de elementos tan cotidianos como el orgasmo, la penetración o bien el manejo genital. El cuerpo en cada pliegue en sí tiende a importar, es por ello que importa tanto la aceptación del sí mismo, para darle espacio a ser elevados por la energía sexual que ambos generan. 

Sexo tántrico

 

¿Para qué sirve el sexo tántrico?  

Verán, desde un principio el sexo tántrico nos permite vivir una mayor libertad en el coito y la vida como tal. Al desarrollar más nuestros sentidos nos anima a cambiar la forma en que amamos, en que regalamos placer. En la parte sexual, al estar disfrutando del ''ahora'', tenemos una concentración y conexión emocional más fuerte con nuestra pareja, intensificamos la experiencia al poner toda la atención en la práctica que estamos realizando. Cada sensación es más intensa para la mente y el cuerpo, gratificando lo que tenemos relacionado con el concepto del ''éxtasis''.

Además, no es para nadie un secreto que hoy día no se vive la mejor sexualidad en las parejas, más que todo en las de quienes ya superan una edad. Al estar tanto tiempo con una persona, es normal sentir que se vuelve rutinario el sexo, la misma sensación y sobre todo el mismo deseo, cosa que con el sexo tántrico solucionamos. Al poner sobre la mesa un concepto completamente distinto de juego sexual, la predisposición no solo cambiará, también el resultado final lo hará. 

 

 Aspectos que deben tener en cuenta: 

  • Aceptarse a sí mismo y a los demás sin cambiar nada: 

Sonará muy cursi, pero si buscan ser uno con ustedes mismos y con su pareja tienen que lograr aceptar cada pliegue de su piel. No busquen respuestas del porqué es así, ni prejuicios que aplicar, tan solo comenzar a valorar lo poco y lo mucho que haya en ustedes. Si no aceptan su ser, no podrán disfrutar plenamente a quien tienen al frente y la experiencia que les brinda con el sexo tántrico.

  • Estar presente en el momento: 

Para vivir plenamente hay que estar en completa consciencia de ello, poner cada uno de sus sentidos sobre las ocurrencias de la vida y su línea de tiempo, con cada hecho que haya, con cada mínimo movimiento, valorando cada cosa que sucede en el presente instantáneo. En una relación sexual, si está con sus cinco sentidos, no solo disfrutará más, también estará por completa satisfacción, ese presente lo elegiste y lo estás viviendo como más te gusta. 

  • Expresar lo que se siente y se piensa: 

Sí, ya basta de estar esperando que la otra persona sepa lo que nos mueve, lo que nos gusta. Es momento de comenzar a pensar que, para poder dar y recibir, es necesario saber qué es lo que se quiere y qué anhela también la otra persona. Diciendo cada cosa que genere un estímulo, la conexión se hará mucho más fuerte. 

Sexo tántrico = equilibrio

Controle su energía y los ritmos a los que se mueve su cuerpo como los de la otra persona, lo ideal es encontrar una sintonía en la que fluir. 

Sexo tántrico
  • Miradas que matan: 

El temor a una mirada, a compartir un contacto visual, es lo que muchas veces actúa como prejuicio. Cómo se van a quitar la ropa cuando ni son capaces de sostener sus ojos mirando uno al otro. Si quieren lograr conexión, desnúdense, siéntense uno frente al otro y quédense intentando descifrar qué siente usted y su pareja. Una vez logren ser conscientes del presente, podrán sacar sus sentimientos a flote. El resto será historia. 

  • Culto a lo femenino: 

El hombre tántrico debe prestar especial atención a cada cosa del cuerpo de su mujer. Escucharlo, percibirlo y sentirlo con la mayor sutileza y totalidad. Cuando la excitación de la dama comience a subir, la del hombre igual.

  • Distintos ritmos: 

Adáptense y comiencen a sobrellevar la estimulación por ritmos. Cada estímulo que realice debe tener consigo una intensidad distinta, las caricias se sentirán distintas cuando se realizan variando. Para que entiendan mejor, deben incurrir en esto en cada momento del sexo tántrico, tanto en los preliminares como en la penetración total. Si la usan, claro está. Al cambiar la velocidad en la que se penetra o genera placer, el sexo tendrá nuevos límites. 

sexo espiritual

 

Artículo anterior 5 cosas que una mujer debe hacer en la cama
Artículo siguiente Primera vez en el sexo anal

Dejar un comentario

* Campos requeridos