Ir a contenido
¿Quieres provocar un squirt en tu pareja?

¿Quieres provocar un squirt en tu pareja?

Por: Alle

Probablemente has oído hablar del squirt; esa expresión del orgasmo femenino que se ha vuelto tan famosa en la industria pornográfica, pero, tal vez no tanto en la vida real.

Muy pocas mujeres han logrado llegar a él, pero cuando lo hacen, se convierte en una sensación de placer inigualable y también para muchos hombres es muy placentero provocar ésto en su pareja.

El problema es que muchas personas no saben llegar a él o cómo provocarlo, por eso, en éste blog te voy a dar una guía detallada de cómo provocar un squirt en tu pareja o en tu propio cuerpo, lo que quiero decir con ésto es que tanto en el autoerotismo femenino como si estás disfrutando con tu pareja puedes hacer que se produzca. Así que vamos a empezar a hablar del squirt desde el inicio.

¿Que es un squirt?

¿QUÉ ES EL SQUIRT?

Cómo te comentaba anteriormente, es una expresión del orgasmo que se produce cuando la mujer llega a estar realmente excitada y ha estimulado ciertas zonas específicas de las que hablaremos más adelante.

Hay que saber diferenciar el squirt de la eyaculación femenina, ya que son completamente distintos.

Aunque los dos son respuestas corporales a la excitación que se expulsan por la uretra, es decir, la vía por donde sale la orina, tienen una gran diferencia y es el contenido del líquido expulsado; ya que, por un lado, tenemos el squirt que es un líquido que sale en gran cantidad y combina antígeno prostático específico o fosfatasa ácida prostática y orina. Y por el otro lado, tenemos la eyaculación femenina, que es un líquido espeso parecido al semen que se expulsa en una cantidad muy pequeña, tanto así que muchas veces resulta imperceptible.

Por ahora nos centraremos en el squirt.

 

¿EN DÓNDE SE PRODUCE?

Para saber en dónde se produce el líquido expulsado en un squirt, debemos iniciar conociendo la anatomía del sistema reproductor femenino. Especialmente la vejiga, la uretra, las glándulas de Skene o glándulas parauretrales y el conducto vaginal.

Anatomia del sistema reproductor femenino

Las glándulas parauretrales, tienen ese nombre debido a que se encuentran junto a la uretra, teniendo así por el otro extremo, el conducto vaginal. Es decir, que se encuentran entre estos dos. Cuando por el conducto vaginal se estimulan éstas glándulas, lo que sucede es que se expulsa un líquido llamado antígeno prostático específico y, aunque la mujer haya orinado antes, se llena de nuevo la vejiga, tanto de este líquido expulsado por las glándulas de Skene, como por orina. Llegando así, a llenar la vejiga nuevamente. Ésta combinación de líquidos es la expulsada cuando se produce un squirt.

 

¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA?

En primer lugar y como lo hemos hablado en otros blogs, para tener una respuesta exitosa de placer en tu cuerpo, lo primero que debes hacer es relajarte y concentrarte en los estímulos que se producen en tu cuerpo. En captar cada sensación y disfrutarla al máximo, manteniendo tu mente relajada y sin prejuicios. Ya que, el concentrarte en sentir los estímulos generados en tu cuerpo, magnificará todas estas sensaciones y será mucho más fácil llegar a sentir un orgasmo.

Claramente que se sientan cómodos en pareja y sepan que a ambos les gustaría que sucediera un squirt, te va a ayudar a no cohibir las expresiones corporales que vas a llegar a sentir.

Además, debes tener en cuenta, que el tener un squirt se debe a un ámbito netamente fisiológico, por lo cual no debes sentirte mal si no logras causar esto en tu pareja, o si no lo logras en tu cuerpo.  Ésto se debe a que las glándulas parauretrales, en cada mujer son de distintos tamaños, así, si una mujer tiene unas glándulas de Skene grandes, le va a ser mucho más fácil llegar a tener un squirt que, a una mujer que tenga éstas glándulas pequeñas. La buena noticia es que muchas mujeres podrían llegar a tener esta expresión orgásmica, si practicarán está respuesta o si estimularán más seguido éstas glándulas.

Ahora sí, vamos a la práctica.

 

¿CÓMO PRODUZCO UN SQUIRT?

Lo que buscamos en éste momento es estimular las glándulas parauretrales, para que, cómo te explicaba antes, produzcan el líquido que será expulsado en el squirt. Así que lo más fácil para estimularlas es encontrar el punto G, ya que estás glándulas se encuentran justo adelante de ésta zona erógena ¿Ves cómo todo va encajando?

Recuerda que, para iniciar, es completamente necesario que la mujer esté muy excitada, ya que lo queremos causar es tal nivel de excitación que este líquido sea expulsado de la vejiga creando un squirt. Por eso bésala y acaríciala en todo su cuerpo y sube la intensidad poco a poco. También te puede ayudar hacerle un buen sexo oral, ya que para la gran mayoría de mujeres es muy placentero. Otra cosa que puedes hacer es pasar tus dedos por fuera de la vagina, en sus labios mayores y en general en toda la vulva, porque, aunque sea muy sencillo, si lo haces con poca presión y casi rozando su piel, se activarán todas las terminales sensitivas de la zona.

Cuando la mujer esté lista:

Deberás introducir dos dedos en la vagina con mucha delicadeza y cuidado ¡No queremos lastimarla! Ya que bajará por completo su excitación sexual.

Así que, cuando tengas ligeramente introducidos tus dedos, empieza a hacer levemente movimientos circulares en el punto G, que es una zona corrugada y si tocas un poco fuerte se sentirá más duro que el resto del conducto vaginal, ya que un poco más adelante de ese punto queda, además, el hueso púbico.

No dejes de besarla o acariciar otras partes de su cuerpo, por ejemplo, sus senos. Otra cosa que pude ayudar fantásticamente es estimular al mismo tiempo el clítoris, ya que, debes recordar que es el órgano sexual de la mujer dedicado exclusivamente a su placer.

Empieza a subir la velocidad

Sin la necesidad de hacer movimientos bruscos, cómo girar la mano o introducir los dedos fuertemente, ésto lo único que nos causa a la mayoría de mujeres, es dolor y no placer. Aprende a diferenciar la fuerza, de la velocidad.

Probablemente la mujer empiece a realizar movimientos pélvicos y es una muy buena señal, ya que evidencia que se encuentra realmente excitada. Sigue moviendo rápidamente la yema de tus dedos y aunque te canses, debes resistir este movimiento hasta que ella pueda llegar al orgasmo, es un esfuerzo que valdrá la pena, créeme. Aunque, una manera más sencilla de hacerlo, sería utilizar un juguete sexual como el G spot dual Deluxe o el Nymph de Shande, los cuales te ayudarán a brindarle la estimulación que necesita mientras tú te dedicas a estimular otras zonas de su cuerpo.

 

¿QUÉ HAGO CUANDO LO SIENTA CERCA?

Este es un punto exclusivamente para la mujer, ya que es la única que puede controlar o ayudar a expulsar el squirt.

Así que, cuando empieces a sentir una sensación parecida a cuando tienes ganas de orinar, lo único que debes hacer es mantener tu mente centrada en los estímulos placenteros que estás experimentando, no te dejes llevar por el miedo o la pena y si quieres que el squirt tenga una presión mayor, trata de contraer las paredes vaginales para darle una mayor fuerza.

Recuerda que tal vez no lo logres a la primera vez, pero te aseguro que el placer que sentirás no lo define un squirt, es decir, que puedes llegar a sentir el mismo placer, aunque no tengas un squirt, y no hay por qué desesperarse. Simplemente disfruta y experimenta tu sexualidad.

Conviertete en un master en la cama

Artículo anterior Las mejores sex symbol de la historia

Dejar un comentario

* Campos requeridos

2 3 4 5 6 7 8