Ir a contenido
El orgasmo masculino, el gran olvidado

El orgasmo masculino, el gran olvidado

Siempre se habla mucho más del orgasmo femenino que del orgasmo masculino, de trucos para que ellas alcancen el clímax, de cómo hacer que disfruten a plenitud, de qué piensan mientras practican sexo, de si fingen los orgasmos o no y si lo hacen, cómo lo hacen, pero ¿Quién habla del orgasmo masculino? Es verdad que las mujeres disfrutan de menos orgasmos que los hombres e incluso las hay que, lamentablemente, nunca los han tenido. 

Conseguir que ellas lleguen a ese punto de clímax se convierte en una especie de hazaña para el hombre que, entre otras cosas, deja al orgasmo masculino en el olvido.

Orgasmo masculino

El orgasmo masculino es mejor durante el sexo. 

Desde luego, hablamos de otro nivel de placer a la hora de disfrutar de un orgasmo. A pesar de que la masturbación es divertida, el orgasmo masculino se alcanza cuando se está practicando sexo con otra persona. Después de un orgasmo, tanto hombres como mujeres liberamos una hormona llamada prolactina que nos hace sentir bien, descansados, satisfechos y felices.

La eyaculación no es el orgasmo.

Normalmente, se piensa que el orgasmo masculino llega cuando se eyacula. Y aunque suele ser así, no pasa siempre, ya que la eyaculación puede darse después del orgasmo o, a veces, puede no darse. El influjo nervioso, que va dirigido hacia los órganos sexuales, provoca unas pequeñas contracciones en la próstata, en los canales que transportan el esperma, en los músculos de la cadera, en los muslos y en la base del pene. 

A su vez, el ritmo cardíaco y respiratorio se aceleran y la presión arterial aumenta y, al mismo tiempo, el hombre siente un placer intenso; una impresión de voluptuosidad y éxtasis. A pesar de lo que se piensa, los hombres pueden tener orgasmos y no haber expulsado semen, a esto se le llama tener un “orgasmo seco”. 

Hay incluso quienes llegan al orgasmo sin eyacular, tienen el potencial de alcanzar clímax interrumpidos. Eso puede ser clave para conseguir orgasmos repetitivos. Sí, como lo lees. Aunque el tema del multiorgasmo es más común en las mujeres, también existe en los hombres. Eso sí, para llegar a ello se necesita practicar para aguantar la eyaculación. 

Otro dato sobre la eyaculación masculina es que al expulsar el semen, éste puede viajar hasta a 45 km/h. Es por eso que siempre el sexo oral es un ritual que debe tratarse con confianza, respeto y sobre todo, comunicación.

Estimulación a un hombre

Orgasmos más cortos. 

Los hombres tienden a alcanzar el orgasmo masculino más fácilmente. A diferencia de las mujeres, son pocas las ocasiones en las que se quedan a la mitad. Así que, de lograrlo, el placer dura unos pocos segundos más en ellas. No obstante, la intensidad y duración de la euforia puede variar mucho entre las personas, sin importar el sexo del que sean.

Durante la masturbación, el orgasmo masculino llega antes. Aunque también depende de cada hombre, del momento, del cansancio, del propio deseo, o de cómo se sienta. En muchas ocasiones, varios varones sufren de eyaculación precoz, lo que hace el momento mucho más corto de lo normal, provocando que la persona se venga rápidamente y el orgasmo masculino se dé a instantes de iniciar el acto sexual o la copulación.

Por eso es importante tener en cuenta la facilidad con la que se excita el hombre, igualmente como se masturba este, pues gracias a la forma de auto estimularse se puede saber si, contribuye al problema o no.  

Como estimular al hombre

Los hombres tienen un punto P

¿Alguna vez has escuchado eso de que el punto P del hombre está en el ano? Pues no te sorprendas tanto, porque así es.

Al igual que las mujeres, los hombres también cuentan con zonas erógenas que al estimularlas correctamente pueden producir orgasmos mucho más intensos. Por si no conocías de su existencia, te cuento que este punto masculino se encuentra a una profundidad de aproximadamente unos 5 centímetros dentro del ano y puedes localizarlo porque notarás un pequeño bulto como del tamaño de una nuez.

Hay que recalcar que en los hombres se le denomina punto P al contrario que las féminas; el cual se le conoce como punto G y si se explora o trata de manera correcta esta zona, los varones podrán acceder a sensaciones placenteras excepcionales.

  • Como estimular el punto P 

Una noticia agradable es que cada vez más son los hombres que se atreven a traspasar sus fronteras del placer, liberándose de estigmas pasados, segmentados en una sociedad que inhibe en muchas ocasiones la libertad sexual. Antes de empezar, es necesario preparar la zona anal con el fin de conseguir que esté bien lubricada y relajada. Para ello pueden iniciarse las caricias en la zona del perineo, entre el escroto y el ano, para ir acercándose lentamente a la parte externa del ano.

Cuando el hombre se sienta preparado, se introduce suavemente el dedo, despacio, jugueteando con la zona, hasta unos cuatro centímetros, hasta tocar la próstata, en este punto, es el momento de presionar de forma suave el punto P con toquecitos. La próstata es muy sensible y por ello la estimulación debe ser suave. 

En el caso de utilizar algún vibrador, es importante que esté diseñado para la zona anal y que tenga un tope que impida la entrada del aparato en su totalidad en el recto, si el juguete está diseñado para estimular la próstata, tendrá una sugerente curvatura en su extremo.

Vibradores para hombres
  •  Reconocimiento:

Auto explorar la zona, no hay que olvidar que el lugar que se va a estimular no es muy recorrido por los varones, incluso pueden conversarlo con su esposa o novia y reconocer esa zona erógena juntos, haciendo parte el proceso de algún juego sexual.

  • Proceso externo:

Se puede estimular la próstata de forma externa, haciendo suaves masajes entre los testículos y el recto. Es una forma indirecta de hacerlo, también puedes incentivar en tu cónyuge o compañera sexual que te practique sexo oral durante el proceso, será un plus que no olvidaras.

  • Proceso interno:

Al hablar de la estimulación interna, que es la forma más directa de alcanzar la próstata por medio del ano. Introduce tus dedos por medio del orificio anal o algún juguete sexual, se recomienda utilizar lubricante y si se hace en compañía de la pareja es recordable que esta tenga las uñas limpias y cortas para evitar accidentes y molestias.

  • Masajes:

Posteriormente realicen  suaves masajes en el perineo, en los bordes del ano y en su interior. Todo con el fin de obtener una erección y aumentar los niveles de excitación.   

Ya es hora de acabar con los miedos, tabús y prejuicios sobre este tema, ya que el orgasmo masculino es algo que a todos los hombres les interesa disfrutar a plenitud. El hecho de que muchos de los puntos que son necesarios estimular, se encuentren en algunas partes que los demás hipócritamente ven con malos ojos. No lo hace equivocado.

Terminemos con los mitos alrededor de este tipo de erotismo, si deseas ampliar tus niveles de placer, salir de la monotonía con tu esposa y vivir aventuras que disfruten mucho, esta es tu mejor oportunidad, pues queda demostrado que en el hombre no es solo pene, ni todo es eyacular.

Como lograr un orgasmo masculino
Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos