Ir a contenido
Como dar un buen masaje erótico

3 masajes eróticos para llegar al orgasmo

Los masajes eróticos son la mejor opción para llegar al orgasmo

El sexo es todo un proceso que puede comenzar inclusive desde un beso, es por ello que siempre se deben tener unos excelentes juegos previos al coito para que haya un orgasmo asegurado, si lo que se anhela es sorprender a tu pareja, puedes optar por uno de los masajes eróticos que te enseñaremos a continuación. Pero primero te explicaré un poco por qué es tan importante que siempre vayas con suavidad a la hora de hacer el amor. 

Como bien sabes, el principal órgano que debes estimular para hacer llegar a una mujer al orgasmo es su cerebro, una mente bien estimulada es perfecta para que consigas mejores sensaciones con una mayor intensidad, no solo su zona íntima estará predispuesta, también sus zonas erógenas estarán abiertas a cualquier caricia que le genere satisfacción.

Con esto claro, es ideal llevar un ritmo lento a la hora del acto sexual, no solamente ayudarás a que ella se sienta en relajación completa entre cuerpo y mente, también verá en ti una fuente de deseo inagotable en respuesta a la preocupación que le demuestras.

Si ya tienes claro y deseas aprender estos majestuosos masajes, adéntrate y continúa leyendo porque lo que se te viene son orgasmos por montón.

Masajes eróticos

Paso a paso para dar un buen masaje:

1. Masajes a la vagina

Bien, la señorita debe pararse y colocar una de sus piernas sobre la otra, mientras tanto subirá sus brazos uniendo sus palmas cuando ya estén bien estiradas (cabe aclarar que la dama debe estar completamente desnuda ya) esta postura es necesaria para comenzar con los masajes eróticos.

Por consiguiente, los hombres deben tomar un lubricantes femeninos y untarlo sobre las yemas de sus dedos como también en los labios mayores de la vagina de la fémina, con sus dedos pulgares deben masajear en movimientos hacia abajo esta zona mencionada, con esto conseguirán masajear el clítoris de forma indirecta, potenciando la lubricación natural para una futura penetración y así mismo haciendo que el clítoris vaya hinchándose para disponerse a recibir placer.

2. Utilizan los dedos anular, corazón e índice

La dama debe mantenerse en la misma postura y por lo tanto el masaje irá dirigido a la misma zona: los labios mayores. De nuevo, moja las yemas de tus dedos con lubricante en base de agua, si hace falta también lubrica a la señorita, esto depende de qué tan seca la notes.

Ahora, lo que cambiará es la posición en la que se encuentra tu mano, para que te guíes, estira tus tres dedos: índice, anular y corazón, poniendo las yemas hacia el clítoris, una vez te acomodes muy bien, comienza a hacer presiones muy suaves o si lo prefieres, movimientos circulares que logren acariciar de forma indirecta el clítoris.

Créeme que no solo la pondrás muy caliente, también tú podrás notar cómo se activan sus sensores de placer por allá bajo, nada mejor que eso. Un masaje erótico perfecto.

Masajes eróticos para mujeres

3. Las dos manos en acción

Es momento de poner a funcionar ambas manos, para esta última práctica te recomendamos acostar a tu chica para que ya no tengan que estar tanto de pie y cansarse innecesariamente, eso sí, puedes poner un cojín debajo de su pelvis para que quede más elevada su vagina, facilitando todo el trabajo.

Ahora, desde el comienzo y como ya aprendiste, unta muy bien tus manos con el lubricante que te mencionamos, por consiguiente, tu mano más hábil debe repetir el movimiento anterior solo que ya sobre el clítoris, realizando movimientos circulares o presiones muy suaves para conseguir que se lubrique totalmente la cavidad vaginal.

Por otra parte, al mismo tiempo tu mano menos débil debe encargarse de la otra parte del trabajo, utilizando tus dedos anular y corazón, penetra su vulva, sin pasar de las dos falanges, una vez allí dentro debes estimular la entrada de su vagina y directamente su punto G con movimientos circulares o patrones de presión bastante suaves.

Con este masaje erótico, no solo podrás estimularla por completo, también le darás el placer que necesita sentir para que se entregue a ti en cuerpo y alma, recuerda hacerlo con suavidad, si quieres que ella llegue al clímax, encárgate de hacer del ambiente algo sexy. 

Recuerda que buscamos que estos masajes eróticos, les regalen los orgasmos que tanto se merecen las señoritas, enséñales la suavidad con la que puedes tratarlas y hazlas llegar a su punto más alto, puede que el clímax femenino sea algo complicado de alcanzar, pero esto debe ser motivo de ánimo para que hagas cada cosa con toda la pasión que puedas y siempre buscando más que hacerla venir

Lubricantes calientes

Hagan del erotismo su mayor afición y hagan el amor, entre más, mejor.

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos