Ir a contenido
Lo que no te dijeron de la eyaculación precoz

Lo que no te dijeron de la eyaculación precoz

Por: Alejandra Rincón

La eyaculación precoz es probablemente fruto de nuestro misma mano seguramente en más de una ocasión tuviste que masturbarte apresuradamente con un latente pánico de que te ‘pillaran’ en tu cuarto o en el baño de tu casa (o tal vez en otros lugares). Sin embargo, pocas veces se saben los problemas que pueden llegar a traer estas prácticas apresuradas de autoerotismo a lo largo del tiempo.

Está claro que asustarse una u otra vez en alguna de tus experiencias sexuales, no llega a generar ningún tipo de perjuicio. Pero cuando esto empieza a ser recurrente, se pueden llegar a generar problemas más complejos.

Cuanto te masturbas constantemente con una sensación de pánico; tu cerebro seguirá relacionando el acto del autoerotismo con miedo, lo cual se trasmitirá a su vez, al acto sexual con tu pareja. Con este sentimiento lo más probable es que llegues a sufrir de eyaculación precoz, la cual también se alimenta de miedos sociales. Por eso aquí, te traigo algunos consejos que te ayudarán a mejorar tu tiempo de eyaculación.

  1. Investiga de donde viene el problema

    Anteriormente hablamos de una de las principales causas que puede tener la eyaculación precoz. Lo cierto es que, en la mayoría de casos, este problema viene de una causa principalmente psicológica, lo cual puede referirse a miedos creados en experiencias previas o en miedos infundidos por las personas que nos rodean. Además, si sufres de ansiedad la eyaculación precoz podría ser generada por éste factor. Saber de dónde proviene el problema de ayudará drásticamente a ser consciente de esto y tener un mejor control sobre tu cuerpo. También puedes realizar diferentes ejercicios mentales o físicos que te ayuden a tener un mayor control sobre la relación entre tu cuerpo y tu mente, un ejemplo de esto es el yoga o las artes marciales. (Aprende más de la eyaculación precoz con este curso. Haz click)

  2. Practica el autoerotismo regularmente

    Lo que vamos a hacer ahora que tenemos consciente la causa de la eyaculación precoz, es reentrenar a nuestro cuerpo con una buena masturbación. Intenta disfrutar por un tiempo más prolongado de lo común, estimulando no solamente el pene sino otras áreas de tu cuerpo, descubre tus zonas erógenas e intenta estimularte al punto en que te sientas cercano al clímax, sin embargo, evita llegar rápido a éste. Para eso, puedes estimularte pero evitar la eyaculación, cuando lo sientas cercano, inicia desde cero y vuelve al nivel de excitación alto. Vas a hacer este ejercicio dos o tres veces para finalmente llegar al orgasmo. Con esto, lo que haremos es reentrenar el cuerpo a nuevas experiencias en las que disfruta y dura más tiempo llegar al clímax. Te recomiendo utilizar algún lubricante de tu preferencia y no utilizar otros productos que no sean diseñados para éste fin, ya que pueden generar efectos adversos y puede ser poco higiénico. (Te recomendamos estos masturbadores para entrenar)


    Adios a la eyaculación precoz

  3. Tu pareja juega un papel importante en el proceso

    Una de las formas más conocidas de ayudar a la eyaculación precoz es implementar el juego previo, lo cual hará que tu pareja esté más excitada, y sea mucho más fácil para ella llegar al clímax rápidamente, esto puede regular el tiempo en que llegan ambos al orgasmo. Sin embargo, hay muchas más cosas que la mujer puede hacer para ayudar a su pareja. Por ejemplo, ver a tu chica tomando un papel más activo en el acto sexual, además de ser muy atractivo, también puede ayudarte a regular la eyaculación, ya que, no baja el nivel de excitación, pero aun así es más fácil que llegue el deseo de eyacular cuando tú eres el que dirige el movimiento y la velocidad. También, es muy importante que tu pareja te comunique sinceramente cómo se siente en el acto sexual contigo, ya que no todas las mujeres necesitan el mismo tiempo para llegar a un espléndido orgasmo. Una buena comunicación de ayudará a saber cuándo estén teniendo relaciones sexuales, si es necesario tomar una alternativa como bajar la velocidad, cambiar de posición o parar por un momento. Una alternativa que puedes llevar a cabo es la utilización de juguetes sexuales que den un mayor placer principalmente a tu pareja y al mismo tiempo te ayude a hacer más duradera tu erección, un ejemplo de ello, puede ser la utilización de un anillo vibrador.

  4. En la eyaculación 

    En algunas ocasiones has escuchado que debes aguantar la eyaculación, sin embargo, las fuentes que mencionan esto, probablemente no saben el impacto que puede generar en tu cuerpo. Aguantar la eyaculación de una u otra forma es forzar a tu cuerpo a evitar una respuesta involuntaria que tiene frente a un orgasmo, lo cual no es natural y puede causar inflamación en los conductos del sistema reproductivo, en los testículos y un incómodo dolor.

    Por eso te recomendamos que sea un proceso en el que trabajar, pero nunca te sobre esfuerces, ya que el objetivo es que disfrutes al máximo y dejes a tu cuerpo sentir placer.

    Esto mismo ocurre con los trucos de pensar en cosas desagradables para evitar la eyaculación. Piénsalo, ¿Qué sentido tiene el sexo si no lo disfrutas? Si tienes que pensar en tu abuelita para evadir la realidad en que estas consumando el acto sexual, no tiene ningún sentido que lo hagas.

    No te cohíbas, quiérete y disfruta. 

Mejora tus tiempos y dale mejores orgasmos a tu pareja
Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos