Ir a contenido
¿Cuáles son las zonas erógenas de las mujeres?

Top 10 zonas erógenas para que sepas cómo darle el mejor previo a tu mujer

Así es caballeros, un estudio nos revela el top 10 de las zonas erógenas de las mujeres y fueron ellas mismas quienes dijeron cómo y qué las excitaba más, es por eso que les trajimos este top 10 para que sepan como calentar a su mujer. Sin nada más que decir, empecemos.

Top 10 zonas erógenas:

  • El clítoris:

Este órgano es donde se concentran los nervios que proporcionan placer en la mujer, pues es el que se conecta con el cerebro y provoca orgasmos, pero es necesario saber cómo estimularlo. Al ser la principal zona de excitación es bueno que se deje de últimas. Aunque a simple vista solo se aprecia su punta o glande, el clítoris se extiende por el interior de los labios mayores, del perineo y rodea el tercio inferior de la vagina. 

Inicialmente, es necesario tener buena higiene, pues si estimulamos el clítoris manualmente debemos lavarnos las manos siempre antes de comenzar; si escogemos la estimulación oral nuestra boca deberá estar limpia y desinfectada para evitar el traspaso de gérmenes a la vagina. Puede iniciarse con caricias suaves, la estimulación correcta del clítoris es con movimientos circulares delicados, los besos y el roce suave de la palma. 

¿Dónde queda el clítoris?

 

  • La vagina: 

La vagina se estimula mediante presión. Puedes introducir los dedos en su interior o un juguete sexual como una bala, simulando una penetración, pero provocando el roce con los labios y la entrada vaginal, donde podrás estimular las raíces del clítoris también. Otra manera de estimular el interior de la vagina es introduciendo los dedos en forma de gancho y haciendo que, una vez dentro, y haciendo movimientos suaves se estimulará el punto G. 

  • Los labios:

Cuando se produce un beso, los labios generan oxitocina y dopamina, pues la piel de los labios es la más sensible de la piel del cuerpo. Los besos son tan poderosos, que hay personas que logran llegar al orgasmo con besos, sin la necesidad de otros estímulos sexuales. Esto es conocido como basoexia, cada persona puede experimentar cómo besar para aumentar el placer de su pareja, aunque hay algunas técnicas que pueden facilitarlo.

Inicialmente, debes tener una buena posición, pues ambos deben estar cómodos, también puedes usar la lengua suavemente, usa el extremo y sus bordes para acariciar los labios de tu pareja y también su lengua. Puedes combinar movimientos suaves con algunos mordiscos o acariciar los labios con la palma de tus dedos con mucha sutileza. 

Como dar un beso apasionado
  • El cuello: 

Las mujeres ser sensibles a caricias suaves con las manos, que hábilmente retiran el pelo a la conquista de epidermis gozosa. La boca y la lengua cumplen también una sugestiva función. Esta zona puede estimularse mediante besos, delicadas caricias, masajes e incluso suaves mordiscos. 

Besos en el cuello

 

  • Los senos:

Son una parte del cuerpo de la mujer demasiado sensible e incluso cambiante durante el ciclo menstrual, por lo que debes tener en cuenta varios factores al momento de querer estimular esta zona. Deja de aplastarlos, girarlos o jalarlos, esto solo los maltrata, solo debes comenzar acariciando suave los costados, cubriéndolo poco a poco con la mano desde la parte de abajo hacia arriba. Puedes también besarlos o lamerlos. 

Zonas erógenas de las mujeres
  • Los pezones:

Cuando se estimula los senos también se estimularán los pezones, lo notarás cuando veas que se ponen más duros. Puedes iniciar acariciando con la punta del dedo, luego enfócate solo en un pecho, rodéalo con ambas manos dejando libre la zona del pezón y comienza a lamer y besar la areola, debes saber que los pezones no se chupan, se lamen. Una vez que se pongan erectos los pezones, procede a lamer. Luego haz lo mismo con otro seno y si quieres, puedes ir intercalando para más intensidad.

Como estimular los pezones de las mujeres
  • Parte interna de los muslos:

Al ser una zona donde se genera el orgasmo, es decir, que esta cerca a la vagina, los muslos se convierten en una zona erógena importante, pues mientras los estimulas, también se generará contracción cerca a la vagina. Al ser una zona tan delicada debe estimularse de manera suave, con unas cuantas caricias, besos o suaves mordiscos. Puedes usar juguetes delicados como una pluma. 

  • La nuca:

Esta es una zona que hace parte del cuello, por lo que podrás usar las mismas técnicas que usas en él, las caricias delicadas como si frotaras con las puntas de los dedos o la sutileza de mover el cabello. 

Besos en la nuca
  • Las orejas: 

Esta zona, aunque no es muy común, llega a generar sensibilidad en la mujer, la mejor manera de estimularla es con un elemento suave como una pluma y delicados mordiscos. 

Las orejas también son un punto débil

 

  • El ano:

Esta zona es bastante refutable e incluso temerosa al momento de realizar la estimulación, pues el dolor que se puede generar evita que algunas mujeres quieran llegar a esta zona, pero para eso es muy importante, léanlo bien, la estimulación antes de la penetración, pues recordemos que se trata de un músculo que no suele recibir nada, sino más bien, sacar. La confianza en la pareja es muy necesario, esto quiere decir que no a todas las mujeres irás a estimularle el ano sino tienes su consentimiento.

Los besos y caricias antes en otras zonas erógenas aumentarán la excitación por lo que nunca estimules de una vez por detrás, ve con calma con sexo habitual que a medida que aumenten la temperatura las cosas se irán dando. Usa lubricante para penetración anal, también, puedes iniciar con besos y movimientos circulares con la lengua para humedecer. Los dedos juegan un papel importante pues van dilatando las paredes y será más fácil la penetración. Existen además juguetes sexuales que pueden ayudarte con esto

Las zonas erógenas de la mujer

No siendo más los dejamos para que puedan disfrutar de su nuevo conocimiento con sus parejas, esperamos les vaya demasiado bien y puedan lograr eso que tanto desean.

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos