Ir a contenido
Como controlar la eyaculación

Control eyaculatorio. 2 estrategias para alcanzarlo

Cuando el deseo llama, el cuerpo muchas veces no aguanta, lo sabemos, pero eso no significa que debas acabar antes de tiempo y dejar una mancha en tu historial.

Entendemos lo molesto que puede ser que el cuerpo falle y te deje en ridículo de cierto modo, pero no te avergüences, primero que nada, debes saber que esto te servirá si no estás conforme con el tiempo que duras en la cama, porque una mala experiencia la tiene cualquiera, lo importante es que no se repita y termines odiando el acto sexual.

Hay problemas para todos, pero si logras enfocar tu mente siempre al momento de hacer el amor, sabrás perfectamente cuál es tu punto de “no retorno”, esto es vital si lo que se busca es el control eyaculatorio, puesto que intentaremos alargar este periodo e inclusive hacer que tengas total manejo.

A continuación los 2 consejos que debes poner en práctica:

1. La masturbación

Tienes que identificar qué es lo que más te mueve o te excita en las zonas de tu pene, ¿Cómo hacerlo? Fácil, moja bien tu mano con lubricante a base agua y comienza a hacer presiones en cada tercio de tu miembro, cierra los ojos y concéntrate en lo que más te gusta, por lo general y en casi todos los hombres, el glande es la principal atracción y fuente de placer debido a que allí se encuentran muchísimas terminaciones nerviosas.

Con tu mano ya lubricada, puedes comenzar a hacer movimiento circular, movimientos de un lado hacia el otro, de arriba abajo, no te enfoques solo en jalar buscando eyacular, debes buscar el control eyaculatorio, por lo tanto, justo cuando sientas que con estos patrones de movimiento estás a punto de terminar, espera un poco, respira y continúa, así unas dos o tres veces hasta que ya te permitas terminar.

Este ejercicio no únicamente ayudará a conocer qué puntos te ayudan a llegar más rápido al orgasmo, también aprenderás cuál es tu punto de no retorno, para así ir preparándote ante una posible experiencia. No solamente son esos beneficios, también tu cerebro se irá educando, créeme que no tendrás de qué preocuparte una vez controles a la perfección este ejercicio.

2. Experimentando en la cavidad vaginal

Para un control eyaculatorio satisfactorio, es necesario que pases de la teoría a la práctica, aún mejor cuando puedes pedirle ayuda a tu pareja, al fin y al cabo ambos se verán beneficiados. Lo único que deben hacer es controlar la eyaculación a base de movimientos, ritmos y penetraciones, ¿Cómo hacerlo?

En este caso la señorita debe montarse sobre ti, una vez allí, deben comenzar la penetración, tienes que intentar igualar los movimientos que realizaste con anterioridad, pero ahora con tu pene allí dentro, recuerda, patrones circulares, de lado a lado.

Al intentar equiparar las técnicas que habías hecho será más sencillo que alcances el control eyaculatorio, no está de más mencionarte que no olvides que cuando estés cerca a terminar, aprietes tus glúteos y paren completamente el movimiento, a su vez respira y mantén la calma, una vez logres esto, vuelve a lo que estabas y repite igualmente dos o tres veces hasta que te permitas eyacular.

Además de esto, debes adecuar a tu mente frente a las sensaciones que tu miembro tiende a percibir a la hora de estar dentro de la vagina, ya sabes, la humedad y el calor que abrazan al ganso a veces pueden generar sorpresas, si es así, puedes a la hora de penetrar, pensar en cada sensación que experimentar y calmar su intensidad respirando lento, lo ideal es que puedas tener un buen control eyaculatorio.

Para que ya se dispongan a tener sexo sin miedo

Sabemos que es frustrante no poder tener tu mente completamente en el coito, o que no te sientas orgulloso del trabajo que estás realizando por no tener control eyaculatorio, pero lo primordial que debes entender es que a todos nos puede pasar, partiendo de esto, comienza a practicar siempre buscando mejorar.

Haz que sea un proceso divertido, amigable, pero sobre todo, comprensivo, sé paciente y enfócate, verás cómo te puedes convertir en un maestro del orgasmo y hacer que no solo te sientas, viene con lo que haces en la cama, también tengas una autoestima mejor con relación a tu vida sexual.

Si deseas ver alguna otra opción, puedes ver el vídeo que te dejo a continuación:

Artículo anterior Las mejores sex symbol de la historia

Dejar un comentario

* Campos requeridos

2 3 4 5 6 7 8