Ir a contenido
Prueba esto con tu Vagina Masturbadora (Experiencia de un cliente satisfecho)

Prueba esto con tu Vagina Masturbadora (Experiencia de un cliente satisfecho)

¿qué tal me hubiese encontrado este pajeador 3000 con vibración, material realista como el de las vaginas reales, texturas y varios niveles de intensidad?

Jajajaja, seguro que me echa de la casa. Esta es mi historia con este juguete para los hombres.

Todo empezó hace más o menos unos 2 años cuando estaba en un verano el verraco. No encontraba pero ni una sola amiga para que me hiciera el daño y pareciera que entre más ganas menos te liga un polvo. Por ahí leí la otra vez que por cada hombre hay 7 mujeres, les digo algo… no sé quién era el hpta que me quitaba las mías.

Mi anécdota:

De esa sequía tan dura me daba dizque por hacerme la paja a diario. Día y noche dándole duro, me jalaba el ganso a toda hora, todo me lo hacía poner re duro pero ya me estaba cansando de utilizar mis dedos y la palma, creo que no es mito que la masturbación excesiva hace salir pelo en las manos y esa situación ya me empezaba a martirizar mis auto encuentros.

Entonces un día por radio estaba escuchando un programa donde intervinieron para hablar de una tienda sex local nueva que pondrían cerca al barrio donde vivo. Dentro de muchas cosas de las que estaban hablando mencionaron los juguetes especiales para los hombres. Los famosos masturbadores. Y yo si les quiero confesar que una vez yo escuché esto mi vida sexual jamás volvió a ser igual.

Con toda la pena y la vergüenza corriendo por mi cuerpo me decidí a ir hasta el lugar que publicitaban. Cuando llegué, lo primero que vi fueron unas muñecas inflables exhibidas en todo el frente, ya mirando más detalladamente, habían muñecas en silicona, torsos que tenían tetas y pene, la verdad esto me sorprendió bastante pero supongo que en ese medio era lo normal.

¡Busco vagina!

Después de revisar toda la tienda como quien no quiere la cosa, se me acercó una niña hermosa con una voz que me impactó más que cualquiera de las cosas raras que ya había visto.

Ella muy atenta me dijo que cómo me podía ayudar y yo la verdad no sabía cómo decirle que me quería hacer un FAP o que quería innovar en mis técnicas de masturbación. Con voz un poco entre cortada le dije algo así como: una pussy. Ella me miró y me dijo: ¿CÓMO? A lo que nuevamente respondí, necesito una pussy.

Busco una vagina de juguete realista

Debió notar que estaba más nervioso que cualquier otra cosa, se rió y me dijo algo así como: ¡Ahhh un masturbador ¿No?! entonces asentí con la cabeza. Me empezó a mostrar todo lo que tenían y de verdad era increíble.

Tipos de masturbadores:

Había masturbadores en forma de vagina, de boca, de ano. En empaques discretos como tarros de chocolisto, con formas nada vaginales pero con texturas inhumanas, huevos masturbadores, anos completos, culos realistas y las famosas ya mencionadas muñecas hinchables.  Había pajeadores con vibración para estimular el glande o los testículos, había una vagina que se conectaba a una app y la podía manejar con mi celular. No quiero seguir porque podía hacer una lista de más de mil productos pero la experiencia fue de otro mundo. No niego que al principio fue incómodo y bastante vergonzoso, por eso a la próxima opté por una tienda virtual.

Tipos de vaginas masturbadoras

Finalmente me decidí por  una vagina en forma de linterna con vibración o las fleshlight. Me la empacaron y me la llevé a casa porque de solo pensar en el material  se me había parado y lo quería probar ya, ya, ya.

Cuando llegué puse una porno de mis favoritas, apliqué bastante lubricante y empecé a metérselo a esa vagina de goma. Ya sé  porque les dicen realistas, la sensación mientras penetraba era tremenda, era como perder la virginidad por primera vez, realmente era una vagina, lo único que le faltaba a esa vaina era un altavoz con gemidos. De ahí en más nunca más volví a extrañar a una nena. Obvio es broma, pero sí que no me sentí nunca más con necesidad, es más, a los pocos días me ligué un pelo y hasta ella misma me estimuló con mi juguetico.  Es deli porque tiene especie de una chupa que te succiona el pene y la sensación es más real aún.

Lo estaba disfrutando tanto que me dio miedo de estar sufriendo de agalmatofilia o algo parecido, era como mi novia y la estaba empezando a amar. Por supuesto que tampoco iba a caer en la rutina con mi nueva adquisición, así que le iba encontrando nuevas formas de utilizarla y acá les dejo más o menos que era lo que hacía para llevar la experiencia a otro nivel de satisfacción y de placer.

La tipica:

 Cogiendo la masturbadora con la mano

La típica es como todos la utilizamos, generalmente de pie o variamos acostándonos sobre nuestra cama o sofá, pero la mano hace todo el trabajo prácticamente. Haciendo movimientos de arriba abajo y viceversa.

El sofá:

Poniendo la masturbadora en el sofa

Esta fue otra de las formas como la utilicé, misteriosamente vi el sofá de mi sala, y luego pensé que se podría acomodar la vagina entre la estructura de la poltrona y el cojín que tiene para apoyar el trasero y de esa forma simular una nena sentada.  También funciona entre las tablas de la cama y el colchón.

Encima:

En medio de los cogines del sofa poner la masturbadora

En la mayoría de las salas hay una silla así, casi siempre se dividen en dos cojines, justo en la unión de los dos es ideal para ponerla y darle como si estuvieras encima de tu chica.

Un muebles especial para poner la masturbadora y disfrutar

Si tienen algún mueble o silla con esta forma pues creo que la imagen no necesita más descripción, una vez varié esto con un oso de peluche de mi hermano menor que con esas calenturas lo empecé a ver muy atractivo, así que le abrí un hueco le acomodé el juguete y el resto es historia.

¿Y para la limpieza de la vagina linterna?

¿Cómo limpiar la vagina masturbadora?

Es más fácil de lo que parece, solo le sacas la goma siliconada que tiene por dentro y la lavas con agua tibia sin ninguna clase de jabón.  La dejas secar y a darle otra vez.

Nuevamente me gustaría dejar muy claro que la experiencia con esta clase de juguete me encantó, es increíble, es fantástico, el material no lastima para nada, es como una cuquirris de verdad y es para muchos usos, después de un tiempo como que te empiezas a encoñar con ella y ya no la quieres soltar nunca más. Una vez acostado terminé de pajiarme y me la dejé ahí por toda la noche hasta el otro día.

Si quieres una de estas puedes adquirirla en PoderMax.com en su sección de masturbadores, cabe resaltar que hay gran variedad y hacen envíos a nivel nacional y a todo Bogotá. (Míra la sección Masturbadores aquí)

Imágenes tomadas del canal de YouTube de SordiLand.

Artículo anterior Sexo en el embarazo ¿Tiene riesgos? Consejos para hacerlo bien

Dejar un comentario

* Campos requeridos